Vivir al borde de la indigencia: un salario mínimo apenas alcanza para la canasta familiar

¿La pobreza crónica llegó para quedarse en la Argentina?
jueves, 25 de julio de 2019 · 13:35

El Instituto Nacional de Estadística y Censos volvió a arrojar números en rojo y reflejó la realidad de la Argentina que duele al indicar que la canasta básica alimentaria (CBA) y la canasta básica total (CBT) subieron 2,7% respectivamente en junio respecto al mes previo.

Con este avance en las cifras una familia tipo necesitó un ingreso no menor de $12.409,72 para caer bajo la línea de indigencia y $31.148,41 para quedar atrapado en la pobreza, que para muchos especialistas ya es “crónica” en la Argentina sometida a las políticas duras del macrismo.

De acuerdo a los datos precisados por el Indec, "durante junio de 2019, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a mayo de 2019, fue de 2,7%, al igual que la variación de la canasta básica total (CBT), que fue de 2,7%. Las variaciones interanuales de la CBA y de la CBT resultaron del 58,3% y 58,9%, respectivamente".

Los incrementos de las canastas alimentarias revelaron que para que una persona adulta no sea considerada indigente debió obtener un ingreso no menor de $ 4.016,09 durante el mes pasado, en tanto, para no ser pobre un jubilado necesitó unos $ 10.080,39.

Finalmente, el organismo que conduce Jorge Todesca, estimó que para una familia tipo compuesta por cuatro integrantes (un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años) los ingresos necesarios para no caer debajo de la línea de indigencia fueron de $12.409,72, mientras que debió alcanzar los $31.148,41 para no caer debajo de la línea de pobreza.