Macri en apuros, analiza "correcciones políticas y económicas" tras las elecciones PASO 2019

En un intento de revertir el escenario electoral que podría dejarlo fuera de la Casa Rosada, el mandatario corrió a reunirse con su Gabinete y con Elisa Carrió.
martes, 13 de agosto de 2019 · 14:30

Debido a la urgencia por remontar el pésimo escenario electoral con el que se golpeó el oficialismo, el presidente Mauricio Macri convocó a una reunión a su Gabinete para analizar con lupa una nueva estrategia que de vuelta el resultado de las elecciones PASO 2019 y acortar la mayor cantidad de distancia posible ante el kirchnerismo.

La cumbre se llevó a cabo este martes en el Salón Eva Perón de Casa Rosada, allí el líder del PRO ordenó al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, medidas que los "reconcilien con la clase media", que le soltó la mano y le dio la espalda en las urnas el domingo pasado, aunque hasta el momento siguen sin conocerse esas disposiciones.

Al igual que la presión que metió la diputada Elisa Carrió, el compañero de fórmula del líder del PRO, Miguel Ángel Pichetto insistió en ir por detrás de la rebaja del impuesto a las Ganancias. Además del senador perionista, también participaron de la reunión la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Lo que sí dejó en claro, el jefe de Estado tras su derrota ante Alberto Fernández es que no piensa hacer modificaciones entre sus funcionarios, la aclaración llegó luego de las especulaciones y las fuertes sugerencias de especialistas que intentaron influenciar a Macri para que hiciera a un lado a su jefe de ministros, Marcos Peña, quien quedó atrapado en el ojo de la tormenta y la boca de todo el mundo en un tornado de críticas negativas.

Por otra parte, el mandatario también recibió a la cofundadora de Cambiemos, “Lilita” Carrió, quien además de sugerir bajar las Ganancias apuntó también en favor de las Pymes a través de las redes sociales. Durante el cónclave, los aliados analizaron "correcciones políticas y económicas" y ratificaron su "confianza en la victoria" para las elecciones del 27 de octubre.