Esperando el milagro: Macri "batalla a todo o nada" contra el kirchnerismo

El Presidente está convencido que crece en intención de voto y que va forzar un ballotage con Fernández.
jueves, 29 de agosto de 2019 · 09:18

Tras el cimbronazo en las PASO, Mauricio Macri lejos de mostrarse debilitado salió a echar culpas a la oposición por el desastre cambiario el día posterior a las votaciones, luego mostró su doble cara disculpándose por agarrárselas también con los electores, días después parecía haber tregua con su principal contrincante, Alberto Fernández, pero el buen clima entre ellos se acabó cuando un grupo de argentinos salió a las calles a marchar en respaldo a Juntos por el Cambio, lo que no solo dio una bocanada de aire al Gobierno, sino que el líder del PRO evalúa volver a los timbreos que lo llevaron a la Casa Rosada en 2015, para ello, ahora busca el apoyo de los legisladores oficialistas.

En ese sentido, durante un almuerzo en la Residencia de Olivos, el jefe de Estado les pidió a sus senadores que "sesionen", asuman la "iniciativa política" en el Congreso de la Nación y tengan mayor "participación en cada una de sus provincias" en lo que queda de la campaña electoral para dar “batalla a todo o nada” contra el kirchnerismo.

De este modo, Macri se mostró “muy optimista de cara a octubre” y desde su entorno más cercano hizo transmitir que luego de la manifestación del sábado y de las elecciones en dos intendencias de Córdoba, donde Juntos por el Cambio obtuvo un amplio triunfo, “está más fuerte que nunca”.

En el encuentro de ayer, Macri anticipó a los integrantes de su espacio que le pidió a Lacunza que tome "todas las medidas tendientes a estabilizar la economía" sin respiro por la crisis financiera. Entre los presentes en el cónclave con el Presidente se encontraba Julio Cobos, quien expresó su optimismo por "revertir los resultados", también se sumó las críticas contra Alberto Fernández, al señalar que "el diálogo inicial fue muy bueno y muy positivo para el país en general y después con el tema del FMI tiró por abajo todo lo que se había logrado en respuesta con una madurez política que necesita Argentina".

Por su parte, el senador formoseño Luis Naidenoff, dijo que "es evidente" que "hay sectores radicalizados y muy duros del kirchnerismo que piensan que cuanto peor, mejor" y añadió que esos grupos "crean que un clima de deterioro y desestabilización para el día de mañana responsabilizar" al Gobierno. “Es evidente que lo quieren desestabilizar, pero al desestabilizar cometen un gran error", agregó.

La cordobesa Laura Rodríguez Machado comentó que “se analizó el trabajo territorial, provincia por provincia, y está la convicción de que en octubre esto se revierte”. “El Presidente está de pie, trabajando por el futuro de los argentinos y para ganar las próximas elecciones”, subrayó.

También participaron del almuerzo la vicepresidenta Gabriela Michetti; Miguel Ángel Pichetto; Marcos Peña; Fernando De Andreis; Patricia Bullrich; y Carolina Stanley.

Otras Noticias