"Para fin de año, las jubilaciones van a terminar por arriba de la inflación"

El diputado oficialista aseguró que el problema de las jubilaciones “viene de muy lejos”.
sábado, 21 de septiembre de 2019 · 13:38

El diputado por Juntos por el Cambio, Eduardo Amadeo, aseguró que, tanto la desocupación como las jubilaciones bajas son problemas que “vienen de muy lejos”. Además, respecto de la liberación del precio de las naftas, tras el fallido congelamiento por 90 días que había impuesto Mauricio Macri, opinó que “no queremos hacerle más daño a la gente con la inflación, pero tampoco que las empresas pierdan confianza”.

Amadeo, en una charla exclusiva con Minuto Neuquén, consideró que la suba en las Canasta Básica Alimentaria (CBA) y en la Canasta Básica Total (CBT) y el aumento en la desocupación, vienen en consecuencia con una economía que “no está creciendo”. “Lo que estamos viendo ahora, es una tendencia de la economía argentina que hace diez años que no crece y no genera empleo”, explicó.

“Lo que hay es una mayor cantidad de gente que sale a buscar trabajo y no lo consigue. Todo está relacionado: una economía que no crece, es una economía que no genera empleo. El empleo es un drama histórico en la Argentina. Durante el período kirchnerista, el empleo público aumentó en un millón de personas y el empleo privado, cero”, sostuvo el economista oficialista.

Para el diputado, gracias a la reforma previsional que “nosotros votamos” se “indexaron” las jubilaciones y éstas, “van a terminar el año por arriba de la inflación”. “Obviamente que una persona que cobra la mínima no está bien, pero esto también es algo que viene de muy lejos”, agregó.

Finalmente, sobre el aumento de las naftas, Amadeo reafirmó que el congelamiento inicial, anunciado luego de las PASO, “fue una de las medidas que menos quisimos hacer porque, para nosotros, el tema del desarrollo de Vaca Muerta y de las zonas petrolíferas es un objetivo central de nuestra economía”. “Como las naftas están muy asociadas al dólar, la devaluación hubiera producido un enorme aumento en el precio de las naftas que hubiera golpeado a la inflación y, por ende, a la gente. A eso se agregó el desastre que hubo en Arabia Saudita, que aumentó el precio del petróleo en el mundo”, afirmó.

“Nosotros caminamos por un camino muy finito: por un lado, tenemos que evitar que el aumento de los combustibles afecte a la gente y, por otro lado, tenemos que mantener las señales para la inversión. De esto, tenemos que salir paso a paso. El aumento del 4% es una primera señal. No queremos hacerle más daño a la gente con la inflación y no queremos, tampoco, que las empresas pierdan confianza”, concluyó Amadeo.

Otras Noticias