Se desploman las tasas de los plazos fijos y pierden frente a la inflación

La caída de las LELIQ, como principal responsable.
martes, 28 de enero de 2020 · 10:47

Luego de que el Gobierno decidiera bajar las altas tasas de interés de las LELIQ del 63% en diciembre al 50% que están hoy, los bancos trasladaron esa reducción a las tasas de los plazos fijos. Casi todas las entidades financieras pagan menos del 3% mensual.

El Banco Nación, redujo a un 35% anual el rendimiento de sus plazos fijos. Quien quisiera realizar un ahorro a partir del 1 de febrero, perdería contra la inflación, según los pronósticos de varias consultoras privadas. De hecho, se espera que este mes, la inflación esté cerca del 3,3%.

A diferencia del Nación, de quien se utiliza muchas veces como parámetro para el resto del sector, muchos bancos de menor renombre apelan a tasas más altas para seducir a potenciales ahorristas.

El porcentaje más alto lo da el banco Sáenz que paga 38,5% anual, o sea, 3,2% mensual. Luego, le siguen Finandino, Crédito Regional y Voii, que pagan 37,5% y el Ciudad, Banco de Chaco, Banco de Tierra del Fuego, Mariva y CMF que dan el 36%. Todos por debajo de la inflación.

El contrapunto lo tienen los plazos fijos UVA, creados por el Banco Central, para ofrecerles a los ahorristas tasas atadas a la inflación. Otra particularidad es que tienen un plazo mínimo de 90 días, con la posibilidad de retirar el depósito a los 30, con una rentabilidad menor.

“El nivel de tasa de interés real debe preservar la estabilidad financiera y externa de la economía, y debe ser compatible con el financiamiento de la producción y la construcción de una curva de rendimientos a mayor plazo, favoreciendo el ahorro en moneda doméstica”, expresó el BCRA en un comunicado.

“Dada la existencia de componentes inerciales en el proceso inflacionario en curso y la escasa profundidad del mercado de crédito local, el intento de reducir la inflación apelando exclusivamente a la vigencia de tasas de interés reales excesivamente elevadas ha demostrado su ineficacia y su carácter eventualmente contraproducente”, explicaron.