Ascendieron a los 44 tripulantes del ARA San Juan

El presidente Alberto Fernández publicó el decreto este martes.
martes, 3 de marzo de 2020 · 08:52

El Gobierno decretó este martes el ascenso post mortem a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan. La resolución había sido anunciada por el presidente Alberto Fernández durante la apertura del Congreso y fue celebrada por los familiares de las víctimas.

“Vamos a honrar y mantener viva la memoria de los submarinistas, ordenando el ascenso post mortem de cada uno de ellos", afirmó el mandatario el domingo pasado durante su discurso.

Mediante el Decreto 212/2020, publicado en el Boletín Oficial, "el Presidente de la Nación Argentina en su carácter de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas considera necesario contribuir, desde lo específico de sus atribuciones, a las acciones vinculadas al reconocimiento que el Personal Militar ha recibido por parte de los Poderes del Estado y de la opinión pública nacional e internacional".

El submarino ARA San Juan desapareció el 15 de noviembre de 2017 y fue buscando por decena de países que aportaron apoyo naval y logístico al gobierno de Mauricio Macri. El hallazgo de la nave fue un año después a 900 metros de profundidad en un lugar que había sido explorado en reiteradas oportunidades.

Claudio, hermano del jefe de máquinas del submarino Hernán Rodríguez, aseguró que los familiares de las víctimas empiezan “a sentir que son reivindicados, que se valora el esfuerzo". “Cuando leía el decreto y luego de haber escuchado el presidente, el ascenso post mortem es un cambio de bocha, otra mirada, otras palabras del Gobierno", sostuvo en diálogo con El Destape Radio.

El decreto de Fernández asciende al grado inmediato superior a 33 tripulantes del submarino desde el día en el que desapareció al submarino y a los 11 restantes desde el 2 de enero del 2018.

La resolución sobre el ARA San Juan tiene “el propósito de reparar el valor profesional del desempeño” de la tripulación que “se comportó con elevada vocación de servicio y disposición para afrontar los rigores a los que se vieron sometidos, cumpliendo cabalmente los deberes del servicio en pos de la protección de la integridad territorial, la soberanía nacional y el bienestar de los habitantes de la República Argentina”.