El Gobierno bloqueará la SUBE de quienes intenten viajar sin estar exceptuados

El método se implementará en los próximos días.
sábado, 27 de junio de 2020 · 19:01

Con el objetivo de reducir la propagación del coronavirus en la región del Área Metropolitana de Buenos Aires, el Gobierno Nacional anunció durante la jornada de ayer las nuevas medidas de aislamiento. Para reforzar esta medida, implementó un sistema que limita a los usuarios las posibilidades de utilizar su tarjeta SUBE.

Esta restricción, que podría llegar a concitar ciertos cuestionamientos a las autoridades gubernamentales, consta de un bloqueo sobre el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE), que se podrá efectuar sobre las tarjetas que no pertenezcan al personal esencial.

Como es sabido, la circulación comunitaria y el contacto estrecho (ambos factores muy relacionados al transporte público), lideran en la estadística de razones por las cuales en la Argentina han aumentado los contagios de la enfermedad proveniente de China. Esto explica la firmeza de disposición estatal que concierne al boleto.

Todas las personas que no posean una habilitación para circular en la Provincia de Buenos Aires o en la Ciudad Autónoma deberán hacerlo a pie o en bicicleta, siempre y cuando no pertenezcan a los 24 grupos de trabajadores considerados de máxima necesidad para sobrevivir al aislamiento.

El bloqueo, según recabó Infobae, tendrá efecto sobre la tarjeta del usuario que no cumpla con las normas de aislamiento durante "unos días". Mario Meoni, ministro de Transporte de la Nación, explicó el avance de esta medida que para muchos sectores, seguramente, será considerada como extrema.

“Estamos trabajando en las modificaciones tecnológicas necesarias. No está definido porque para implementarlo de manera correcta se precisan unos días de desarrollo”.

En la última semana, se había registrado un aumento de circulación en los transportes públicos que alarmó tanto al Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, como al gobernador de la Provincia, Axel Kicillof. Ambos mandatarios habían acordado bajar un 20% la circulación, hecho que no ocurrió.

La SUBE fue muy útil para determinar este aumento, según el cual más de un millón de personas viajaron en colectivo en tan solo una semana. Esto llevó a dos conclusiones: que la tercera Fase no estaba siendo respetada y que, además, se estaba fallando en el control de la circulación.

Otras Noticias