Municipios bonaerenses restringen la venta de productos no esenciales en los supermercados

Los hipermercados que no cumplan podrían ser multados y clausurados.
jueves, 2 de julio de 2020 · 14:57

Pese a que los supermercados figuran entre las actividades esenciales en el marco de la cuarentena estricta, varios municipios bonaerenses restringen la venta de productos que no resultan indispensables para los residentes del Gran Buenos Aires.

Tal es el caso de los municipios de Tres de Febrero, Merlo y Lanús, donde la ropa, calzado, juguetes y electrodomésticos ofrecidos en las vidrieras o góndolas de los grandes centros de compra fueron cercados.

Al respecto, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, explicó que con esto se busca “una equidad comercial en defensa de los comercios de cercanía”, puesto que, cuando se decretó la medida extraordinaria el 20 de marzo pasado los hipermercados podían vender de todo, mientras que los comercios de menor tamaño debían permanecer cerrados.

En tanto, en el Municipio de Lanús coincidieron con Valenzuela y aclararon que las restricciones en las góndolas de los súper más conocidos en el interior de la provincia de Buenos Aires pasa por alentar el consumo en los negocios más pequeños.

Otro de las localidades bonaerenses que está respondiendo al pedido de los pequeños emprendedores comerciales modificando el ofrecimiento de productos en los centros de compra más conocidos es Merlo, para dar lugar a las ventas por internet o por Whatsapp.

En este último partido del conurbano bonaerense, la Municipalidad a cargo de Gustavo Menéndez advirtió a las grandes cadenas que serán multadas y hasta clausuradas si son descubiertas vendiendo productos no esenciales hasta el próximo 17 de julio.

Entre los supermercados que tienen sucursales en el interior bonaerense y aceptaron restringir sus góndolas de productos no indispensables se encuentran: Coto, Carrefour, Walmart, Easy y Changomás.

Por otro lado, los empleados de este tipo de mercados también están exigiendo mayores medidas sanitarias en las instalaciones de las grandes cadenas comerciales para mantener controlada la situación epidemiológica, tal como ocurre en el hipermercado Wallmart de La Plata, donde el personal denunció el reporte de casos positivos de Covid-19 y faltas de respuestas por parte de los directivos de la empresa.