Inesperado: un exministro de Macri celebró la oferta del Gobierno a los bonistas

Caputo aseguró que Guzmán presentó una "muy buena" propuesta.
lunes, 6 de julio de 2020 · 09:44

El gobierno de Alberto Fernández recibió el respaldo menos pensado: el exministro de Finanzas de Mauricio Macri, Luis Caputo, ponderó la nueva oferta a los bonistas en medio de la renegociación por la deuda externa, que entró en un punto crítico.

Tras la presentación de la última oferta que el Gobierno le realizó a los tenedores de bonos privados, el economista celebró la propuesta argentina que, según el presidente Alberto Fernández, sería la última que el país realizará en la renegociación de la deuda.

“Muy buena propuesta de Canje. Con niveles de NPV aceptables para los acreedores y acordes a las posibilidades del país”, publicó Caputo en su cuenta de Twitter.

Para el expresidente del Banco Central, la oferta del actual ministro Martín Guzmán tiene un “muy buen diseño de los incentivos, desalentando el ser holdout”, por lo que la consideró “una propuesta justa que debiera tener una alta participación”.

Sin embargo, no todos fueron halagos a la oferta de Guzmán: “Fue la cuarta "última propuesta": Promesa de pagos por US$ 15.000 millones más que en la primera. Más que un precedente mundial, un manual de cómo NO se debe negociar”, criticó Alfonso Prat Gay.

El antecesor de Caputo tuvo una postura más crítica de la propuesta del Gobierno y de la manera en la que que Guzmán encaró la negociación con los bonistas privados, que tendrán hasta el 4 de agosto para decidir si aceptan o no la oferta.

Hay gran expectativa por cómo los mercados operarán esta mañana en referencia a los bonos argentinos. Ante la falta de la presentación de un plan económico para el país, los tenedores de bonos se mantendrían cautelosos por el momento.

"Resolver la deuda argentina es importante para la economía mundial", sentenció la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, días atrás. La economista búlgara aclaró sin embargo que el organismo “no participa” de la negociación con bonistas privados.