Atentado a la AMIA: vuelven a frizar los fondos de Hezbollah

Así lo decidió el juez federal Miguel Ángel Guerrero.
martes, 7 de julio de 2020 · 14:01

Otra vez vuelven a frizar los fondos de la organización Hezbollah por su supuesta vinculación con el mayor atentado en la historia del país, ocurrido en 1994 en el edificio de la Asociación Mutual Israelista Argentina (AMIA), que terminó con la vida de 85 personas.

Esta vez, el congelamiento de los activos de la entidad islámica musulmana chií libanesa que cuenta con un brazo político y otro paramilitar fue prorrogada por un año, por disposición de la justicia federal de Misiones, más precisamente por el juez de El Dorado, Miguel Ángel Guerrero.

El magistrado, entonces, inmovilizó no solo los bienes de la organización sospechada de tener algo que ver en el feroz ataque a la AMIA, sino también del clan Barakat y personas como Salman El Reda, el presunto cerebro de la arremetida contra la mutual israelí hace más de 25 años.

La determinación de paralizar los fondos de la entidad es porque que está señalada de cometer los delitos de lavado de activos y terrorismo en la Triple Frontera de Argentina con Paraguay y Brasil. Por otro lado, cabe tener en cuenta que Hezbollah recibe armas, capacitación y apoyo financiero de Irán.

El clan Barakat puso en la mira al organismo internacional, que se encuentra bajo el liderazgo de Assad Ahmad Barakat, quien cayó en Brasil hace un par de años tras ser buscado por la justicia argentina, de Paraguay y del país que actualmente conduce Bolsonaro.

Barakat tenía pedido de captura en la Triple Frontera acusado de lavado de activos por medio de empresas y variados negocios para favorecer los fondos de Hezbollah. Siguiendo con la investigación, se rastrearon sus conexiones y al detectar más sospechosos que respaldan el terror se frizaron sus bienes.

De ese modo, por ejemplo, se congelaron las finanzas de Salman El Reda. La finalidad de esto pasa por aplacar “los riesgos a la seguridad nacional y a la integridad del orden económico”, según las explicaciones que dio la Unidad de Información Financiera (UIF) a mediados del año pasado.

Y es que, en el marco de un nuevo aniversario del ataque a la AMIA, durante el Macrismo se creó el Registro Público de Personas y Entidades Vinculadas a Actos de Terrorismo y su Financiamiento (Repet), del que también forma parte Hezbollah.

Otras Noticias