Los cascos de oxígeno del Hospital Fernández permitieron liberar algunas camas de terapia intensiva

Es una idea desarrollada en el nosocomio.
jueves, 9 de julio de 2020 · 12:50

Con el incremento de casos de coronavirus, el Hospital Fernández desarrolló una serie de cascos de oxígeno portátiles que permite que los pacientes, que pueden estar incluso en habitaciones comunes, reciban oxígeno y humedad.

Así, desde el nosocomio se lograron desocupar 17 camas con respiradores para casos de mayor complejidad. Es el primer equipo no invasivo que se implementa en el país, que reemplaza a los ventiladores.

El doctor Guillermo Montiel, coordinador de la Unidad de Soporte No Invasivo del Fernández, indicó para Con Bienestar (TN), que entrenaron esta técnica desde fines de marzo y que comenzaron a realizar estos aparatos desde principios de abril.

“Nos gustaría que en todas las clínicas privadas y hospitales públicos se empiece a desarrollar este sistema”.

El casco utiliza el mismo concepto que se usa para la realización de los cascos de buceo o espaciales. “Es lo que le está haciendo falta al paciente para que expanda sus pulmones y pueda respirar tranquilamente”, con oxígeno y presión regulada, comentó Montiel.

“Si estos pacientes hubiesen quedado en terapia intensiva, el período de internación es de dos semanas. Con el soporte respiratorio, el promedio de internación es de cinco días”.

Ya en abril, Investigadores del Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR), de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y del CONICET, diseñaron un respirador mecánico no invasivo de bajo costo para aquellos pacientes de coronavirus de gravedad intermedia.

Estos equipos permitían conectarse a través de cascos o mascarillas y ser utilizados por pacientes con afecciones respiratorias graves, pero no tan riesgosas, de esta manera, se dejaba disponible los equipos que requieren entubación para los casos que son de mayor complejidad.

Otras Noticias