Nuevo tramo para contagiados de coronavirus en el Hospital Bicentenario de Ituzaingó

En el acto de apertura participó el Presidente de la Nación a través de una videoconferencia.
miércoles, 5 de agosto de 2020 · 15:13

El presidente Alberto Fernández, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el intendente Alberto Descalzo, inauguraron este miércoles un nuevo tramo del Hospital Bicentenario de Ituzaingó, destinado a pacientes infectados con coronavirus.

El recinto médico, ubicado al Oeste del conurbano bonaerense, sumó 52 camas para la unidad de terapia intensiva (UTI) y 21 respiradores. Se espera que, para dentro de 60 días, el lugar llegue a las 120 camas.

“Celebro que el Hospital sea una realidad que soñó Néstor, inició Cristina y me toca a mí terminar", declaró Fernández durante el acto de apertura, al tiempo que se autoproclamó "el mejor discipulo de Nestor Kirchner.

Kicillof aprovechó su discurso para comparar la fundación del nuevo tramo del centro de salud con “la deuda externa”, cuyo acuerdo logró consolidar recientemente el Gobierno. “Teníamos una deuda interna con los vecinos. Esta era igualmente importante, porque los residentes peregrinaban hasta el Hospital Posadas”.

Por su parte, la directora del Programa de Atención Médica Integral (PAMI), Luana Volnovich, exhortó a que existan “políticas de Estado que trasciendan las gestiones”, con el fin de que no existan “más endeudamientos que no vayan a los hospitales”.

Finalmente, el líder provincial Alberto Descalzo agregó que la última etapa del sanatorio público “contará con un sector para pacientes agudos gracias a un convenio firmado entre Nación, Provincia, el municipio y el Ministerio de Salud”.

Actualmente, numerosos distritos de la Provincia de Buenos Aires se encuentran en la fase 3 de aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), siendo, junto a la Capital Federal, la zona más afectada por la pandemia.

Según el último reporte del Ministerio de Salud, la provincia de Buenos Aires registró 2.556 nuevos casos y sumó 30 nombres a su lista de fallecidos, mientras las cifras de ocupación de camas en la unidad de terapia intensiva (UTI) ascendió al 65%.