Investigan si el avión de la Fuerza Aérea estrellado tenía falta de mantenimiento

En el accidente perdió la vida el piloto Venturni de 34 años.
viernes, 7 de agosto de 2020 · 17:57

La Justicia y la Junta de Investigación de accidentes militares llevan a cabo una investigación sobre el trágico accidente del cazabombardero A4 de la Fuerza Aérea Argentina para saber si la nave tenía fallas en su mantenimiento.

El juez federal Carlos Ochoa, de Río Cuarto, solicitó a la fuerza el historial de la aeronave de la V Brigada Aérea de Villa Reynolds, con el fin de conocer si, previo al viaje, se encontraba en condiciones de ser usada para la prueba que culminó en el siniestro.

Dicho documento contiene el número de horas de vuelo y de servicio, la cantidad de encendido de motores, las fechas en que se realizaron recambios de elementos y del mantenimiento, entre otra información para determinar el origen del accidente ocurrido en Córdoba.

También pedirán el legajo del piloto, Gonzalo Fabián Britos Venturini, para determinar si el joven de 34 años que perdió la vida estaba en buen estado de salud, si tomaba algún medicamento, su apto físico, sus calificaciones y las horas de entrenamiento que tuvo.

El accidente ocurrió el 5 de agosto de 2020 cuando, por motivos que aún se desconocen, el cazabombardero A-4 de la Fuerza Aérea Argentina se estrelló en la localidad de Villa Valeria, en Córdoba.

Venturini logró eyectarse a tiempo, pero lamentablemente no sobrevivió. Según la autopsia, sufrió una hemorragia arterial en el cuello y una luxación de la médula espinal de la columna cervical.

La Justicia y la Junta de Investigación buscan determinar las causas del siniestro y saber si el sistema de eyección estaba defectuoso, si la cúpula y los seguros del asiento se abrieron. Según estadísticas, las probabilidades de supervivencia tras una eyección de un avión de guerra es del 90%.

Argentina es el país de la región que menos presupuesto destina al Ministerio de Defensa con respecto al PBI. De ese presupuesto, el 85% está destinado a los sueldos y solo el 15% restante se usa para el mantenimiento del equipamiento y otros gastos.

Otras Noticias