La Cámara de Diputados convirtió en ley el etiquetado frontal de alimentos

El proyecto obliga a incorporar un etiquetado frontal con información nutricional para que los argentinos sepan qué consumen.
miércoles, 27 de octubre de 2021 · 08:52

Luego una sesión especial sin quorum el pasado 5 de octubre y una intensa jornada este martes, el proyecto que obliga a los productores de alimentos envasados a incluir un esquema de etiquetado frontal con octógonos negros, que adviertan sobre los excesos en materia de azúcares, sodio, calorías y de grasas saturadas y totales, se convirtió en ley.

Con 200 votos positivos, 22 negativos y 16 abstenciones, la Cámara de Diputados convirtió en ley una iniciativa que tiene por objetivo informar de manera rápida, clara y concisa la composición de los productos que los consumidores compran. La idea es que las personas lean el etiquetado frontal y, con esos datos, decidan si realmente quieren consumir dicho alimento.

La normativa prohíbe la publicidad dirigida a niños y niñas en los envases.

El proyecto iba a ser tratado a principio de mes por pedido del Frente de Todos, sin embargo, el oficialismo no obtuvo quorum y el debate quedó postergado para este martes. Si bien ayer la mayoría de los legisladores apoyó en términos generales la iniciativa, varios plantearon objeciones y se abstuvieron de votar algunos de sus artículos. Gran parte de los diputados del PRO rechazaron el proyecto de etiquetado frontal por considerar que los octógonos resultan “hostiles y estigmatizantes” y que, en vez servir como educación en materia alimentaria, imponen censuras y prohibiciones.

La flamante ley indica que el Consejo Federal de Educación deberá promover actividades didácticas sobre educación alimentaria nutricional.

Por el contrario, la presidenta de la comisión de Legislación General, Cecilia Moreau, recordó que muchas de las etiquetas de los productos alimenticios "son ilegibles" y que "el 66 % de la población argentina tiene exceso de peso, el 32 % tiene obesidad, el 40 % padece presión arterial elevada, el 30 % tiene colesterol elevado y el 41 % de los niños y adolescentes tienen exceso de peso".

En ese sentido, la legisladora aseguró que "el Estado argentino no va a mirar para otro lado" en un contexto de "enfermedades crónicas no transmisibles" y que la ley de etiquetado frontal es una manera de “prevenir” y de garantizar el acceso a la información para el cumplimiento de “los derechos de todos los argentinos”.

 

Principales puntos de la ley

El nodo central del proyecto es advertir a los consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de información clara, oportuna y veraz. También busca promover la prevención de la malnutrición y la reducción de enfermedades crónicas no transmisibles.

El proyecto advierte que los octógonos no podrán estar cubiertos de forma parcial o total por ningún otro elemento.

En caso de contener edulcorantes o cafeína, el envase debe contener una leyenda que advierta sobre el mismo y recomiende su no consumo por parte de menores de edad.  Además, prohíbe resaltar declaraciones nutricionales complementarias que destaquen cualidades positivas y/o nutritivas de los productos e incluir personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, deportistas y mascotas, entre otros.

La ley incide principalmente sobre la actividad de fabricantes, fraccionadores y envasadores que distribuyan, comercialicen o importen, que hayan puesto su marca o integren la cadena de comercialización de alimentos y bebidas analcohólicas de consumo humano, en todo el país.

Otras Noticias