Peligra la sanción de Ley de etiquetado Frontal: qué acusó el oficialismo

La Ley de etiquetado Frontal que se debatirá en el Congreso aún no tiene el quórum esperado.
lunes, 4 de octubre de 2021 · 12:35

La diputada nacional por el Frente de Todos, Florencia Lampreabe, dio preocupantes adelantos al ser consultada sobre la sesión especial de este martes, 5 de octubre, en la Cámara de Diputados, en donde se debatirá la Ley de etiquetado Frontal, bajo el objetivo de que el Gobierno garantice el derecho a la salud y a la correcta información de lo que la población ingiere.

La Ley ya tiene media sanción del Senado.

“No está garantizado el quórum para tratar la ley, no nos confirmaron del resto de las bancadas, esperamos que los diputados de la oposición sean coherentes y cuiden lo que comen los argentinos”, resaltó Lampreabe sobre el proyecto de Ley de etiquetado Frontal que fue aprobado por el Senado en octubre del 2020 y quedó a la espera del nuevo debate.

No tenemos el compromiso explícito de todas las bancadas.

De esta manera, se acusó a Juntos por el Cambio de complicar el alcance del quórum para tratar la Ley de etiquetado Frontal, que fija pautas para una alimentación saludable, al obligar a la colocación de una serie de sellos frontales en los envases de alimentos y relevó que “a fin de año el proyecto de etiquetado pierde estado parlamentario”, por lo que de no votarse este martes, perdería validez.

 

Los detalles de la medida

El objetivo principal del proyecto es informar a los ciudadanos sobre qué va a ingerir para que se tomen decisiones correctas, transparentes y viables para la salud. En caso de que la Ley de etiquetado Frontal se aprobara, se colocarían una serie de sellos en los envases de los alimentos para alertar cuando se trata de un alimento con alto contenido de sodio, azúcar, grasas saturadas y calorías.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los tres factores de riesgo más asociados a la mortalidad en Argentina son la hipertensión, hiperglucemia y sobrepeso u obesidad.

Se empezará por los envases, indicaron desde el Congreso ante la falta de responsabilidad en la industria alimentaria de garantizar alimentos óptimos para la salud. Así, cuando entre en vigencia la normativa, los alimentos y bebidas sin alcohol deberán portar en la cara principal un sello negro indeleble de advertencia por cada nutriente crítico en exceso: azúcar, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías en “todo alimento contenido en un envase, cualquiera sea su origen, envasado en ausencia del cliente, listo para ofrecerlo al consumidor”. Por lo tanto, pueden llevar uno o más sellos negros.

Asimismo, las leyendas deberán estar en octógonos negros, con bordes y letras de color blanco en mayúsculas y su tamaño no podrá ser inferior al 5 % de la superficie de la cara frontal del envase.

Otras Noticias