Teletrabajo: esta es la fecha en la que empezará a regir la nueva ley

La norma establece nuevos derechos, como la reversibilidad y la desconexión digital.
viernes, 5 de febrero de 2021 · 08:46

El Gobierno definió este viernes cuándo empezará a regir la nueva ley de teletrabajo. A través de resolución 54/2021, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social determinó que "a fin de dar certeza frente a un régimen laboral que se proyecta sobre obligaciones mensuales, corresponde establecer que el Régimen Legal del Contrato de Teletrabajo entrará en vigencia el 1 de abril del 2021". La ley se aprobó en el Congreso el año pasado, cuando se tornó necesario regular el trabajo telemático surgido por la cuarentena que imposibilitó realizar las tareas en un lugar físico, aunque no es la primera vez que se presenta un proyecto de este tipo. Hasta el 2019, unas 970.000 personas realizaban teletrabajo o “home office”, de las que 170.000 directamente no asistían a la oficina o lo hacían muy pocas veces, y 800.000 eran teletrabajadores mixtos (tareas presenciales y virtuales).

Esta ley de teletrabajo considera a las personas que no trabajen en los "establecimientos, dependencias o sucursales de las y los clientes a quienes el empleador o la empleadora preste servicios de manera continuada o regular" y que no realicen su labor "en forma esporádica y ocasional" en su domicilio como teletrabajadores. La reglamentación establece ciertos beneficios y derechos para el teletrabajador como la reversibilidad, el derecho a la desconexión digital, capacitaciones, costos de instalación, mantenimiento y reparación a cargo del empleador, el derecho a tener un horario compatible en el caso de que se cuide a mayores, personas con discapacidad o niños y niñas, protección de datos y la elaboración de un informe con las eventuales enfermedades que puedan estar relacionadas a este tipo de modalidad.

Ciertos puntos de la nueva ley de teletrabajo fueron criticados por el sector empresarial, porque consideran que es una normativa que impacta negativamente en la estructura de costos de las empresas y es un “desincentivo” a la contratación de empleados. Las dos partes más atacadas fueron la reversibilidad y el derecho a la desconexión digital. Para el primer caso, que establece que los trabajadores pueden revocar la condición de teletrabajo, empresarios pyme señalan que mantener un lugar físico por si algún teletrabajador quiere volver a la modalidad presencial es un costo muy grande. En cuanto al segundo punto, que establece que “el empleador no podrá exigir a la persona que trabaja la realización de tareas, ni remitirle comunicaciones, por ningún medio, fuera de la jornada laboral", se criticó su generalidad, en tanto hay trabajos muy distintos: en algunos se trabaja por franja horaria como los que están vinculados con la atención al público, pero en otros se trabaja por objetivos. Por lo tanto, se necesitaría, según los empresarios, una norma mas flexible para poder adaptar la reglamentación a cada sector.

Otras Noticias