Ojo con este barbijo: la ANMAT prohibió su uso por una grave falta

El organismo también advirtió sobre un suplemento y un producto estético.
lunes, 15 de marzo de 2021 · 08:16

Tras pasar varios días sin anuncios en el Boletín Oficial, este lunes, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) volvió a prohibir productos en los que se detectaron irregularidades que pueden resultar perjudiciales para la salud de los argentinos. Se trata de un barbijo, un suplemento y un producto estético.

La ANMAT precisó que daba de baja a la distribución y comercialización en todo el país del barbijo de uno único “Dimex indumentaria descartable. Según explicó en la disposición 1909/2021, el tapaboca describe contener “tableado triple capa con elástico y adaptador nasal”. Sin embargo, el ente controlador descubrió que esto es falso y hasta advirtió que “desconoce su efectivo origen y composición”, por lo que su calidad no puede garantizarse como tampoco la seguridad preventiva contra el coronavirus mediante su uso y eso lo convierte en un artículo riesgoso “para la salud de la población” en medio de la pandemia.

El organismo que depende el Ministerio de Salud de la Nación también alertó sobre artículos de uso estéticos. A través de la disposición 1848/2021, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica apuntó contra los productos “STIMPLUS 4.2, marca Biovelia, electroestimulador corporal facial, Ondas Rusas, Cuadradas, tens”; “MULTIONDAS S5, marca Biovelia, electrodos interferenciales Ondas Rusas, Cuadradas, tens, australianas”; “MULTIONDAS P8, marca Biovelia, electrodos interferenciales Ondas Rusas, Cuadradas, tens, australianas” y “POWER 8MW, marca Biovelia, electroestimulador corporal facial, canales rusas cuadradas tens”.

De acuerdo a lo explicado por el ente regulador argentino, todos estos productos de rubro médico “no poseen habilitación ante la Administración Nacional” para nada (ni para su importación, fabricación, distribución y comercialización). Por lo tanto, tampoco se puede corroborar que cumplan con la “calidad, seguridad y eficacia” que necesita la gente que podría usarlos.

Como si fuera poco, la ANMAT también le bajó el pulgar al “Sulfato Ferroso Monohidrato (polvo fino), Marca Askell Química Ltda, nombre de fantasía KR-FERROSO, origen Brasil”, mediante la disposición 1910/2021, en el Boletín Oficial por poseer un certificado de registro fraudulento, lo cual lo convierte en un producto “ilegal”.

Más de

Otras Noticias