La UTA amenazó con un paro de transporte para esta semana

La medida de fuerza se realizaría para que las autoridades atiendan su reclamo salarial.
martes, 1 de junio de 2021 · 21:47

Luego de una fallida reunión con el Ministerio de Trabajo de la Nación por su reclamo salarial, la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) amenazó con realizar un paro de transporte para esta semana.

La medida de fuerza fue anunciada por el gremio, en respuesta a la falta de soluciones por parte del Gobierno nacional ante las problemáticas que atraviesa el sector en el interior del país.

De acuerdo a lo que comunicaron, el paro de transporte sería el próximo viernes 4 de junio y afectará a todo el territorio nacional, a excepción del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). Podría haber movilizaciones y cortes.

La UTA reclamó este martes al Ministerio de Trabajo por un aumento salarial, a la vez que reclaman que los choferes, quienes son considerados trabajadores esenciales, puedan acceder a la vacuna contra el coronavirus.

Los choferes viajan con los protocolos, pero siguen expuestos al virus.

“Trabajamos en la pandemia, nos expusimos y nos exponemos diariamente. Por ello, exigiremos el mismo compromiso por parte tanto de las empresas como de Autoridades Nacionales y Provinciales, ya que son ellas las responsables por el transporte de pasajeros en el Interior del País”, señalaron desde el sindicato.

Por eso, aseguraron que “de no obtener respuestas en las próximas 48 horas” van a aplicar “las medidas de acción gremial necesarias para que el reclamo sea escuchado y resuelto conforme”. Este sería el segundo paro de transporte en poco más de una semana.

 

La palabra de los empresarios

La Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP), que reúne a las empresas de transporte, reclamaron que el sector transita una “gravísima situación” desde el 2019, la que pone en jaque el servicio.

Ante los reclamos de la UTA, advirtieron que “no están en condiciones siquiera de garantizar el cumplimiento de las escalas salariales vigentes y menos aún de afrontar los costos de operación del sistema”.

Esto pone en riesgo la provisión del servicio, el cual no cuenta con apoyo de las autoridades municipales, provinciales ni nacionales. En caso de no recibir la ayuda económica necesaria, se teme que haya una “virtual paralización de la actividad” que podría ser definitiva y se podrían perder 30 mil puestos de trabajo.

Otras Noticias