Inflación de los alimentos: cómo se posiciona Argentina respecto al resto de países latinoamericanos

Un informe de la Fundación Mediterránea revela la realidad de los precios en el país.
lunes, 14 de junio de 2021 · 09:30

Un estudio del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea revela que la inflación de los alimentos en Argentina fue 10 veces más alta que el resto de países de América Latina.

Según el informe, el aumento generalizado de precios de 2020 en el país fue de 3% mensual, mientras que en los primeros 5 meses de 2021 la inflación pasó a ser de 4.2% por mes. Esta cifra es casi 11 veces más alta que la de la región, que en promedio fue del 0.4%.

Este miércoles, el INDEC publicará la inflación de mayo.

Países como Chile, Uruguay, Costa Rica y Brasil muestran una desaceleración en los precios de los alimentos; en tato Perú, Bolivia y Colombia registran una suba de precios; y México no presenta cambios.

El informe de la Fundación Mediterránea señala que las explicaciones sobre por qué la inflación de los alimentos es tan alta en Argentina “son múltiples, incluyendo cuestiones de manejo prudencial de la macroeconomía (política monetaria, cambiaria), aspectos microeconómicos y también de conformación de canastas de consumo”.

Según el INDEC, la inflación del año es del 17.6%.

Sin embargo, el análisis concluye que “la elevada inflación de Argentina, particularmente en estos productos, no puede estar anclada en el contexto externo y debe encontrarse una mejor explicación del fenómeno, seguramente más asociada a la política monetaria (emisión pasada, actual o esperada en exceso a la que el mercado requiere) y la organización económica del país”.

 

Desacoplar los precios

Mientras tanto, el Gobierno nacional implementa una serie de medidas con el objetivo de desacoplar los precios nacionales de los internacionales. Según el Ejecutivo, ciertos sectores, como los de la carne, venden menor cantidad de productos en el mercado interno (por lo tanto, el precio es más caro, más cercano al precio de exportación) porque destinan una mayor parte al externo.

En ese sentido, el Gobierno cerró la exportación de la carne durante un mes con el objetivo de reorganizar el mercado y retener la inflación. Sin embargo, la medida provocó un fuerte rechazo por parte de la Mesa de Enlace, que convocó a un paro y frenó la distribución de carne como forma de reclamo.

Otras Noticias