Hallaron los restos de cinco soldados caídos en Malvinas enterrados en una fosa común

Serán enviados al continente para analizarlos e identificar quiénes son.
jueves, 19 de agosto de 2021 · 18:42

El equipo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) comenzó esta semana un nuevo operativo para identificar a los soldados argentinos caídos en la guerra de Malvinas y ya tuvo un avance: encontraron los restos de al menos cinco personas.

Según informaron desde la entidad internacional, estos fueron hallados en la tumba C.1.10 del cementerio de Darwin, ubicado en la isla Soledad, en donde yacen los cuerpos de los excombatientes argentinos del enfrentamiento de 1982.

“Son fragmentos de cuerpos, no cuerpos completos, esqueletizados”, señaló Luis Fondebrider, titula de la Unidad Forense del CICR, quien especificó que esta será la única tumba que se excavará.

El equipo aseguró que los restos se encuentran en buen estado de preservación.

Dicho establecimiento, que fue construido para enterrar a los caídos, cuenta con algunas fosas comunes donde se encuentran los restos de quienes no pudieron ser identificados.

Sin embargo, varios organismos como el Comité Internacional de la Cruz Roja, realizaron operativos en las islas Malvinas para revelar quiénes son y cerrar el duelo de las familias.

Durante años, varias tumbas se mantuvieron anónimas.

“Este es el primer paso en el proceso de identificación y nuestro trabajo continúa según lo planeado”, manifestaron desde el ente tras el hallazgo de los restos de al menos cinco soldados.

Ahora, estos serán enviados al continente el próximo jueves 26 en un vuelo privado, para que sean analizados en un laboratorio por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

 

El misterio de la tumba C.1.10

En el año 2004, luego de la remodelación del cementerio de Darwin de Malvinas, esta tumba tenía una placa con el nombre de tres combatientes: el alférez de Gendarmería, Julio Sánchez; y los soldados de la Fuerza Aérea Héctor Aguirre, Luis Sevilla y Mario Luna.

Sin embargo, en la primera misión de la Cruz Roja realizada en 2017, en la que se exhumaron 122 cuerpos y se identificaron a 115 personas, se descubrió que esos tres soldados estaban enterrados en otras tres tumbas anónimas.

Debido a eso, el organismo decidió comenzar una nueva misión centrada en la parcela C.1.10, ante “la necesidad de esclarecer las identidades correspondientes a los restos sepultados”.

“Se hará todo lo posible para preservar la dignidad de los fallecidos a lo largo de todo el proceso forense”, expresaron.