A tres años de la muerte de Sandra y Rubén, Nicolás Trotta reafirmó su compromiso con los docentes

El ministro de Educación de la Nación recordó a trabajadores que fallecieron en una escuela de Moreno.
lunes, 2 de agosto de 2021 · 12:45

Se cumplen tres años de una de las tragedias que más impactaron en la educación durante la última década: la muerte de Sandra y Rubén por una explosión en la Escuela N° 49 de Moreno.

En este contexto, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, publicó su mensaje en Twitter en memoria de los docentes que fallecieron el 2 de agosto de 2018.

“A 3 años de la explosión en la Escuela N° 49 de Moreno que mató a Sandra y Rubén abrazamos a sus seres queridos y reafirmamos el compromiso del Estado nacional de trabajar con cada una de las jurisdicciones para garantizar las condiciones edilicias en las escuelas”, destacó el ministro.

Nicolás Trotta homenajeó a las víctimas en 2020 con el compromiso de "que los chicos sepan lo que ocurrió".

Por su parte, el secretario general del Sindicato Unificado de los Trabajadores de la Educación de la Provincia de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel, también los homenajeó.

Nunca vamos a dejar de luchar hasta que haya justicia. Memoria, Justicia y Escuelas Seguras. ¡Sandra y Rubén, presentes, ahora y siempre!

En este sentido, es inevitable asociar el pedido de Baradel con las consignas de las organizaciones de Derechos Humanos. Al respecto, en 2020, en el primer aniversario con la gestión del Frente de Todos en el Gobierno nacional, Trotta se comprometió a que “nunca más ocurra”.

La placa en homenaje a Sandra y Rubén en la Escuela N° 49 de Moreno.

 

Qué pasó con Sandra y Rubén

La muerte de la vicedirectora Sandra Calamano y del auxiliar Rubén Rodríguez fue una trágica demostración del deterioro edilicio y de la desidia en la educación. Es decir, quedó expuesta en 2018, bajo la administración de la exgobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Esa mañana, Sandra y Rubén habían ido a la escuela de Moreno a trabajar y hacer el mate cocido para los y las estudiantes y por una fuga de gas, que la institución había denunciado en al menos ocho oportunidades, explotó el colegio.

Asimismo, este año volvió a detonarse otra institución educativa, esta vez en Neuquén. Nicolás y Mariano perdieron la vida mientras cumplían su trabajo de mantenimiento en la escuela albergue N° 144 de Aguada San Roque, además de la maestra Mónica Jara, que también falleció a los pocos días en el hospital.