“Ningún juez se sintió presionado”: Macri desestima las acusaciones, pero las pruebas lo condenan

El exmandatario está en la contienda electoral para las elecciones 2021.
lunes, 23 de agosto de 2021 · 09:19

El expresidente, Mauricio Macri, volvió al ruedo sin frenos. Durante una entrevista televisiva, el exmandatario hizo un repaso de su gestión, denominó a las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 12 de septiembre como las más importantes de los últimos 70 años y aseguró que durante su gestión nadie fue “amenazado”, aunque los hechos lo desmienten.

“Todas estas violaciones en mi Gobierno no pasaron, ningún periodista jamás se sintió amenazado, ningún juez se sintió presionado, resaltó el líder de Juntos por el Cambio, pero la realidad muestra que su administración operó sobre la Justicia.

“La mesa judicial era una mesa de trabajo para ordenar los pliegos de los jueces y se designaron más de 200 de manera impecable”, resaltó Macri en su entrevista a semanas de las elecciones. Sin embargo, olvidó resaltar ciertos detalles que lo perjudican.

 

Algunos de los “apretados” durante la gestión de Macri

Durante el gobierno de Macri hubo magistrados afectados por la Mesa Judicial, como el juez Jorge Ballesteros, que se vio obligado a renunciar luego de cambiar la carátula de la causa contra Oil Combustibles de los empresarios Fabián de Sousa y Cristóbal López.

Además, está la jueza María Servini de Cubría, intima del expresidente y señalada por sus visitas a la residencia presidencial, que recibió del propio Macri un mensaje de texto cuando decidió investigar a Pepín Rodríguez Simón. El mismo decía: “Felicidades”, aunque luego se arrepintió y lo borró, trascendió en aquellos años de gobierno macrista.

Asimismo, está el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, recordado por la frase con la que Macri lo caracterizó: “A este juez hay que sacarlo porque ya hizo varias”, ya que puso al descubierto un sistema de inteligencia ilegal que caracterizó al período del gobierno de Mauricio Macri, donde colaboraban mutuamente la dirigencia política con integrantes del Poder Judicial.

En la lista de intervenciones de Macri en el Poder Judicial se vio afectada, también, la exprocuradora de la Nación, Alejandra Gils Carbó, quien recibió recomendaciones del exmandatario e invitaciones de renuncia o terminarían presas ella y sus hijas. Mientras que, la fiscal Gabriela Boquín destapó la situación del Correo Argentino y la trataron de kirchnerista, al cuestionar el acuerdo de la empresa del Grupo Macri con el Estado nacional, por considerarlo “ruinoso” y “abusivo”.