Triunfó la oposición en Corrientes: Juntos por el Cambio y el radicalismo suman fichas para las PASO

Los comicios se dieron en un marco complejo entre ataques e incidentes.
lunes, 30 de agosto de 2021 · 09:49

Las elecciones del pasado domingo, en la provincia de Corrientes, demostraron un adelanto de los resultados y señalaron como ganador del Gobierno de la jurisdicción al radical Gustavo Valdés por segunda vez consecutiva y, en esta ocasión, por una diferencia abismal.

El actual mandatario del radicalismo, que tiene en su fórmula como vicegobernador a Pedro Braillard Poccard, postulados para administrar al territorio hasta el año 2025 con la alianza Encuentro por Corrientes (ECO) + Vamos Corrientes, reunía con el 10,6 % de mesas escrutadas el 75,74 % de los sufragios.

En segundo lugar, quedó el Frente Corrientes de Todos que competía por la provincia con la fórmula peronista de Fabián Ríos y Martín Barrionuevo, que alcanzaron hasta el momento el 24,26 % de los votos.

“No soy yo, el que tiene el 75 % de los votos, sino que es el camino de la modernización, la producción y el trabajo”, celebró Valdés en su triunfo y resaltó sus propuestas para el Gobierno en Corrientes.

Asimismo, envió “un profundo abrazo al diputado (Miguel) Arias, que se reponga y también un abrazo a su familia y al Frente de Todos”, en referencia al legislador de Corrientes que fue baleado el pasado jueves en un acto político en Paso de los Libres en la mencionada provincia.

Desde las 19 horas del domingo, se convocó a una celebración por el triunfo.

 

Qué significa el triunfo del radicalismo para las PASO

En el marco de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) del 12 de septiembre y con un amplio apoyo al Frente de Todos a nivel nacional, el triunfo del radicalismo en Corrientes marca cómo con estrategias políticas los gobernantes se acercan y alejan de los referentes.

Valdez se alejó de la figura del expresidente Mauricio Macri, incluso antes de que el exgobernante finalizara su mandato. Sin embargo, durante estos dos años decidió acercarse a la postura del jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y sumado al apego de la provincia con el radicalismo, el funcionario ganó cada vez más seguidores.