Memorándum con Irán: qué discutirá la nueva audiencia que tiene a Cristina Fernández como acusada

Las sesiones iniciadas el 16 de julio continúan con la investigación de la causa.
miércoles, 1 de septiembre de 2021 · 11:24

Este miércoles, 1 de septiembre, el Tribunal Oral Federal 8 convocó a una nueva audiencia en el marco de la causa que enjuicia a políticos, como la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, por el nunca materializado Memorándum con Irán, en el marco del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

Desde las 9:00 horas, los jueces del tribunal María Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado escucharán las posturas del fiscal Marcelo Colombo y de las querellas de DAIA y dos familiares de las víctimas del atentado, para resolver la nulidad de la reapertura de la causa que involucra a la expresidenta de “encubrimiento agravado”.

Cabe destacar que, se busca el sobreseimiento de todos los imputados y las defensas repiten, en el contexto de las audiencias que iniciaron el pasado 16 de julio, que “no hubo delito”. Es más, luego de la última llevada a cabo el miércoles, los magistrados anunciaron su decisión de incorporar en esta instancia del debate los planteos de inexistencia de delito.

Cristina Kirchner expuso en la primera audiencia y consideró como un “disparate judicial, institucional y político” a la causa del memorándum.

 

Por qué podría ser cerrada la causa

La reapertura de la investigación, originada en 2016, a partir de la denuncia del fiscal fallecido Alberto Nisman, señala un presunto intento de encubrimiento del gobierno de Cristina Fernández sobre los responsables del atentado a la AMIA, a través del de entendimiento con Irán, a pesar de que en el expediente del juez federal Daniel Rafecas se había resuelto como sin delito.

Las sesiones confirmaron los encuentros entre el expresidente y los camaristas de Casación. 

Sin embargo, la causa en la que fue enviada a juicio la vicepresidenta, junto a parte del que fue su gabinete de Gobierno, podría ser cerrada por dos motivos. En primer lugar, se pide la nulidad generada por la conducta de los camaristas de Casación Penal, Mariano Borinsky y Gustavo Hornos, que visitaron la residencia presidencial y la casa de Gobierno durante el mandato de Mauricio Macri y se estima que los encuentros influyeron en la investigación.

Finalmente, también se la podría cerrar bajo “la consiguiente violación de la garantía constitucional de juez natural e independencia judicial” o por inexistencia de delito, explicaron los jueces del caso.