La izquierda se ubica como tercera fuerza a nivel nacional

Con buenos resultados en distritos importantes del país, superaron a partidos como el de Javier Milei y a la lista de Florencio Randazzo.
lunes, 13 de septiembre de 2021 · 17:13

Sin contar a los partidos distritales, la izquierda logró consolidarse este domingo en las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) por detrás de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Con prácticamente la totalidad de las mesas escrutadas, los resultados más destacados del Frente de Izquierda y Trabajadores-Unidad se dieron en Provincia de Buenos Aires (5,2%), Ciudad de Buenos Aires (6,3%) y Jujuy (18,5).

En caso de repetir estos resultados en las generales del 14 de noviembre, el partido podría mantener las dos bancas que tiene en juego en Diputados y sumar otra por CABA y una por Jujuy. De conseguirse, significaría una elección histórica. En comparación con los PASO de 2019, casi que consiguieron duplicar los votos en territorio bonaerense (3,62%) y también en la Ciudad (3,79%).

Este año, la izquierda fue la tercera fuerza más votada en Provincia de Buenos Aires con más de 400.000 votos y la cuarta en CABA por encima de los 100.000. En esta última jurisdicción, además del oficialismo y el principal bloque opositor, tuvo por delante a la agrupación La Libertad Avanza de Javier Milei. Por otro lado, también lograron muy buenas resultados en Neuquén (7,9%), Santa Cruz (7,9%) y Chubut (9,4%).

La lista de Nicolas Del Caño (Partido de los Trabajadores Socialistas) superó de gran manera a la de Alejandro Bodart (Movimiento Socialista de los Trabajadores) en la interna de la Provincia de Buenos Aires.

 

Myriam Bregman festejó los resultados

La candidata a diputada nacional en Ciudad de Buenos Aires aseguró que esta elección fue "la mejor en 10 años para el espacio y la mejor desde la fundación en del Frente de Izquierda" en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Por otro lado, se refirió a lo que fue la campaña: "Casi no ponían a la izquierda en las encuestas y solo decían que había un giro a la derecha. Fue una de las elecciones más duras y difíciles. Creo que lo mejor que hicimos nosotros fue guiarnos por la calle".

Con respecto al avance de la derecha, principalmente en CABA, afirmó que "nada bueno puede llegar para los trabajadores de un sector de derecha clásica que se radicaliza y le suma a la derecha militar". Además, sostuvo que cuentan con un apoyo mediático y económico nunca antes visto en la historia de las elecciones argentinas.