Nahir Galarza: una de las investigadoras rompió el silencio y podría llamarse a revisar la causa

La joven fue condenada culpable por el asesinato de su pareja, Fernando Pastorizzo.
sábado, 4 de septiembre de 2021 · 09:51

La polémica causa de Nahir Galarza vuelve a estar en la boca de todos tras las declaraciones de la perita de la investigación, Gabriela Estefanía Laiño. Esta no solo relevó que fue presentada durante el juicio como “perita informática”, aunque ella es Licenciada en Bromatología, sino que señaló detalles cuestionables en el abordaje del caso.

En primer lugar, Laiño presentó, este viernes, una denuncia contra el “Instituto Autárquico de la Provincia de Entre Ríos, que fue nombrada por decreto y obligada a cumplir una función que desconocía absolutamente”, en el caso donde se juzgó como culpable a la pareja del joven asesinado el 29 de diciembre de 2017, Fernando Pastorizzo.

La investigadora sumó una demanda judicial por 3 millones de pesos en el Juzgado Laboral Nº 1 de Gualeguaychú contra sus superiores, el exfiscal Sergio Rondoni Caffa, el coordinador de Fiscales, Lisandro Beherán; y el comisario general Fabián Pérez. Según Laiño, la obligaron a realizar en la investigación tareas para las cuales no había sido instruida, por lo que la defensa de Nahir Galarza insiste en que esto contribuyó a que el fallo fuese “manipulado”.

Tras la condena a perpetua, Nahir Galarza se convirtió en la mujer más joven con esta resolución.

 

Qué irregularidades denunció una de las investigadoras

Sobre las pericias, la bromatóloga relató que fue obligada a manipular el cuerpo de Fernando Pastorizzo en la morgue, con el fin de extraer el patrón de huellas dactilares y así poder revisar el teléfono de la víctima que se encontraba bloqueado: “Era la primera vez que yo ingresaba a la morgue y veía a una persona muerta tendida en la sala de evisceración”, agregó Laiño y resaltó que no contaba con el conocimiento para esas tareas.

En su demanda, Laiño brindó detalles de lo que tuvo que hacer y cómo participó, junto a otro funcionario policial de las maniobras, para poder abrir el teléfono celular de Pastorizzo, que tenía su huella dactilar como candado de seguridad: “Que el Sr. C G, tomó su mano y probó abrir el celular con todos sus dedos y de ambas manos, pusieron un poco de agua tibia y repitieron el procedimiento”, recordó la perita.

Asimismo, agregó: “Todas estas tareas sin tener para ninguna de ellas los conocimientos técnicos ni elementales. Todo fue un montaje para fraguar el resultado suscripto en las actas periciales”, aseguró Laiño y agregó que el fallo presenta una “batería de nulidades por la falta de las garantías constitucionales con que contó Nahir en el juicio”.

Finalmente, adelantó: “Temo por mi vida y no sé qué puedan hacer después de esta demanda judicial”, concluyó en la denuncia por enfermedad profesional.