Segmentación de tarifas: el Gobierno apuesta a crear un registro único de usuarios

La iniciativa, impulsada por dirigentes del oficialismo, apunta a facilitar la determinación de si una persona necesita de subsidios o no.
domingo, 5 de septiembre de 2021 · 22:17

Desde el año pasado, en la Casa Rosada trabajan en un plan que segmente el valor de las tarifas a partir de tres variables: ingresos de los usuarios, lugar en el que residan y si son propietarios o inquilinos del hogar donde consumen los servicios. A partir de esto, debido a que no existe una base de datos que facilite toda la información, varios funcionarios y candidatos quieren impulsar por ley un Registro Único de titulares.

De acuerdo a la información, la idea es que los prestadores de electricidad, gas y agua potable, entre otros, identifiquen a sus clientes por su documento nacional de identidad (DNI). "Es para saber qué valor de servicios están pagando y para que el Estado redistribuya y no malgaste los subsidios en gente que los puede pagar", remarco Victoria Tolosa Paz, precandidata a diputada por el oficialismo y una de las impulsoras del proyecto.

"Una segmentación inteligente de las tarifas que parta de conocer la capacidad del usuario para afrontar los incrementos", apuntó Tolosa Paz en diálogo con Radio 10.

En la misma línea, desde el Gobierno aseguraron que el objetivo de las tarifas diferenciales permitirá reconcentrar esos recursos en los sectores más vulnerables. Hace algunos meses, el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, aseguró que el sistema actual de subsidios es pro-rico: "Estamos gastando en subsidiar el consumo de luz y gas en una parte de nuestra población que hoy no es prioritario que los reciba, barrios en donde vive gente de altos ingresos".

Nuestro compromiso es seguir trabajando para tener cada día una sociedad con más oportunidades, distribuidas en forma más equitativa

 

Escalas de la segmentación

Según planea el Estado Nacional, la segmentación será a partir de tres categorías: tarifa plena, subsidios para tarifas actualizables y tarifa social. La primera, que sería para los que tienen mayor poder adquisitivo, implica un pago completo y representaría un incremento de hasta 80% en las tarifas que paga cerca del 15% de la población del Área Metropolitana de Buenos Aires.

El segundo segmento comprenderá a la clase media, que comenzaría a pagar tarifas ajustadas según la inflación. En este caso, se tendrá en cuenta quiénes son propietarios y quiénes alquilan. Por último, aparecen los que tendrían incrementos nulos o por debajo del dígito: jubilados, pensionados y beneficiarios de programas de asistencia estatal.