DERECHOS HUMANOS

Gabriela Cerruti habló sobre el voto a favor de Argentina para suspender a Rusia de la ONU

92 países votaron a favor, 58 se abstuvieron y 24, en contra.
jueves, 7 de abril de 2022 · 13:28

Como cada jueves, la portavoz de la Presidencia de la Nación Argentina, Gabriela Cerruti, se encarga de informar a la población acerca de las novedades más urgentes del país y de las nuevas medidas a instaurar.

En estas ruedas de prensa, la secretaria de Estado debe hacer frente a una sala llena de periodistas que buscan preguntarle sobre los temas que más preocupan a la población. Hoy, a Gabriela Cerruti le tocó informar que Argentina tomó una decisión con respecto a Rusia.

Fuente: (Televisión Pública Noticias).

Declaraciones

Gabriela Cerruti afirmó que el Gobierno tiene una postura de “repudio a las violaciones a los derechos humanos en todos los países, en cualquier época, no importa el signo político” y que, por ello, “ocupa un lugar en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU”.

Aseguró que, de esta manera, se considera que las violaciones a los derechos humanos que puedan llevarse a cabo en la guerra de Crimea posicionan al resto de países en un movimiento que tan solo los deja dispuestos a realizar una suerte de jaque mate, ante las violentas imágenes que llegan desde Ucrania.

Fuente: (Télam).

Lleva a la posición de tener que suspender sus atribuciones y su voto en el consejo.

Aseveró que esto tan solo es consecuente con “la posición de Argentina respecto de la plena vigencia de los derechos humanos, que es una tradición: el reclamo en todos los foros, su defensa en todos los países sin que importa quién gobierne”.

Fuente: (Todo Noticias).

La denuncia de las violaciones de los derechos humanos se condena sin importar el sector político.

Esta situación informada por la portavoz presidencial ya se vivió en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU: tan solo hace unos minutos, Argentina votó a favor de la suspensión del grande ruso junto a otros 92 países. Se dieron 58 abstenciones y 24 rechazos. La propuesta fue traída a colación por Estados Unidos.