AGRICULTURA

Bahillo, amistoso con el campo: “Es entendible que ellos retengan”

El nuevo secretario de Agricultura se desmarcó del kirchnerismo más conservador del Frente de Todos y se convocará una nueva reunión con la Mesa de Enlace durante el día de mañana.
jueves, 4 de agosto de 2022 · 14:38

Juan José Bahillo se posicionó como una esperanza para el campo cuando fue nombrado secretario de Agricultura. Productor agropecuario, vinculado a la actividad tambera y fundador de la Cámara de Productores de Leche de Entre Ríos, el nuevo integrante del equipo de Sergio Massa repuntó amistosamente en su discurso dirigido hacia el campo.

Fuente: (Televisión Pública Noticias).

 

En sus declaraciones, el exintendente de Gualeguaychú afirmó que comprende los movimientos que los productores agropecuarios han realizado durante el último mes, en lugar de acusarlos de retener la cosecha de soja, como ha ocurrido desde otros espacios del Poder Ejecutivo y Legislativo. Juan José Bahillo, de esta manera, se desmarca tanto de Alberto Fernández como de Cristina Fernández de Kirchner.

Esta posición tomada por Juan José Bahillo pareciera estar acorde a lo que postula Sergio Massa como el integrante líder de lo que se ha denominado una “nueva etapa” de la administración que encabeza el presidente de la Argentina, un jefe de Estado del cual el pueblo todavía duda.

Fuente: (Campo en Acción).

 

Declaraciones

Ahora permanece a la espera de concretar una nueva reunión con la Mesa de Enlace, esa agrupación formada en 2008 por el campo que llevó a cabo un paro que se extendió por 129 días y protestaba contra la Resolución 125/2008, emitida durante la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, y que establecía un sistema móvil para las retenciones impositivas a las exportaciones de soja, el trigo y el maíz.

El secretario afirmó al medio de comunicación El Destape: “Los movimientos que hubo en el mercado en las últimas semanas, por las razones que fuera, generan la lógica especulativa y es lógico que el productor sobre todo retenga algo del cereal en un mercado que está inestable y con expectativas de cambios. En un contexto inflacionario, es entendible que ellos retengan".

Fuente: (Televisión Pública Noticias).

 

Generar previsibilidad y estabilidad

Asimismo, sostuvo que este tipo de acciones que frenan la economía —con motivos— deben apoyar la generación de “condiciones de previsibilidad y estabilidad macroeconómica y despejar del horizonte todas estas cuestiones que enturbian la toma de decisiones”. A su vez, afirmó que el Gobierno, como autoridad, debe “generar la tranquilidad para que haya sobresaltos en estos indicadores y que el productor tome la decisión sabiendo que no se va a arrepentir la semana que viene por algún tipo de variación”.

En cuanto al instrumento financiero, conocido popularmente como dólar soja, reflexionó que se analizan distintas alternativas para instaurar una mejora de este sistema, sobre todo en la parte del “proceso de liquidación y acceso del productor al sistema, y hacerlo simplificado, más directo y evitar algunos pasos que hacían que no fuera atractivo para los productores desde el punto de vista operatorio”. De esa manera, aseveró que “está bueno” que el campo tome postura política, pero “lo que les pido es que lo digan, así sabemos de dónde hablamos”.

Fuente: (A24com).

 

¿Y la agenda?

Respecto de un posible encuentro con la Mesa de Enlace, el oriundo de Gilbert rechazó confirmar el calendario: “Yo no quiero adelantar la agenda porque a la brevedad vamos a tener una reunión. Lo que ellos más plantean —y esto corre por mi cuenta— es una mayor competitividad del dólar”.

Eso puede ir por dos vías: una por un retoque del tipo de cambio, que no está previsto, o a través de una modificación en las retenciones. 

Fuente: (Télam).

 

Un hombre de la democracia

Por último, se dirigió a las autoridades: “No hay ningún problema para seguir conversando para definir prioridades a través de la conformación de una agenda de trabajo, para tener más producción y crecimiento de los sectores”. Sin embargo, reafirmó que todo este posible diálogo “se complejiza si mezclamos las cuestiones partidarias y, por general, se inmoviliza”.