Corazón

Cardiólogos aprovecharán el Día de los Enamorados para hablar del síndrome del corazón roto

Especialistas acentúan que las cuestiones emocionales, como el miedo o angustia extremos, pueden rajar el corazón.
martes, 14 de febrero de 2023 · 00:12

La Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) junto a la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) aprovechan el Día de los Enamorados o simplemente el Día del Amor, que es este 14 de febrero, para hacer divulgación científica. Los especialistas  resaltan la importancia de hacer consultas cardiológicas periódicas y en caso de un dolor agudo en el pecho, concurrir a un centro de salud, ya que podría tratarse de una “rotura de corazón”.

La expresión en cuestión “me rompió el corazón” posee un origen orgánico —afirman tanto la SAC como la FCA— descubierto en los años 90 en Japón. La afección llamada Síndrome Takotsubo, que toma este particular nombre de una vasija o jarrón de forma abombada y cuello estrecho que utilizaban los pescadores en el país nipón para capturar pulpos, surge de analizar la forma que adquiere el órgano de bombeo de sangre cuando este se para y se afecta la punta del corazón.

Una ruptura amorosa puede culminar en síndrome de takotsubo.

El síndrome se caracteriza por ser similar al infarto de miocardio, pero causado por una situación extrema de estrés a la que nuestro cuerpo reacciona con la liberación de grandes cantidades de adrenalina, las que producen taquicardia y un cierre sobre los vasos sanguíneos. Esto constituye un efectivo mecanismo de defensa y proporciona a la persona en cuestión el bombeo de sangre suficiente por parte del corazón para luchar o huir de la situación estresante.

Sin embargo, cabe resaltar que las emociones extremas también pueden ser de angustia, provocadas por separación, duelo, despido laboral, catástrofes naturales, muerte de mascotas o exposición a situaciones de violencia, entre tantas otras. Producto de estas situaciones que nos sobrepasan, el corazón puede rajarse y, posteriormente, presentar cicatrices. SAC y FCA advierten que “no es una leyenda, puede ocurrir y es importante saber de qué se trata para poder consultar a tiempo o ayudar a quien presenta síntomas”.

Ante situaciones extremas, el corazón se puede "romper" y luego presentar cicatrices.

El doctor Julio C. Giorgini resaltó que “hay estudios que han demostrado que las caricias y abrazos generan un entorno seguro. A nivel cardiovascular, la activación del nervio vago ventral (ubicado a la altura del vientre) estimula la acción parasimpática, lo que aumenta la variabilidad y coherencia cardíacas y disminuye las pulsaciones (menos arritmias y taquicardia) y la presión arterial (menos hipertensión). En conclusión, ¡las caricias y los abrazos son buenos para el corazón!”

 

Consejos para cuidar el corazón

Tener o conseguir hábitos saludables tiene una implicancia significativa en el músculo cardiáco, pues lo fortalece y le permite que trabaje de mejor manera. Ejercicio regular, alimentación balanceada y el conocimiento de síntomas permitirán cuidarlo. De acuerdo con este último apartado, los síntomas de problemas cardíacos son dolor en el pecho, falta de aliento, sudoración repentina, sensación de mareo, náuseas y dolor en la parte superior del cuerpo.

El ejercicio aeróbico es ideal para cuidar el corazón.

En cuanto a los hábitos que aconsejan incorporar a nuestras vidas, se debe tener una dieta saludable con el consumo de alimentos con bajo contenido de sal y sodio, moderar la ingesta de azúcares y limitar el consumo de grasas trans. Hacer ejercicio regularmente (incluso caminar desde el trabajo o hacer mandados) mejora el funcionamiento del corazón. Las actividades más recomendadas son las aeróbicas, que incluyen correr, nadar, montar en bicicleta, caminar a paso ligero, bailar, esquiar o patinar. Además, el ejercicio mejora el estado anímico.