UBA

Las medidas extremas de la UBA ante la emergencia por falta de presupuesto

Algunas facultades decidieron restringir el uso de la luz y el gas en espacios comunes.
miércoles, 17 de abril de 2024 · 15:25

Los ajustes en varios sectores del país han conllevado una gran crisis social. A algunos los golpea más que a otros, por ejemplo, a la educación pública. La Universidad de Buenos Aires (UBA) se declaró, por estas horas, en emergencia presupuestaria y decidió restringir los servicios de luz y gas en los espacios comunes.

Esta medida de emergencia fue tomada en las facultades de Derecho y Odontología, espacios donde, además, se dictan clases en las escalinatas del edificio a modo de protesta. Estas medidas de las diferentes casas de estudio se llevaron a cabo en protesta a la decisión del Gobierno de prorrogar los valores presupuestarios del año 2023 al 2024.

La UBA está en crisis.

Esta mañana, el vocero presidencial, Manuel Adorni explicó que las universidades "no van a cerrar" y aseguró que, por ahora, se dio curso al “pedido de aumento de partida presupuestaria”. Por eso mismo, el lunes pasado, en el edificio de Odontología se recortó el uso de ocho ascensores a dos para los 18 pisos que hay en el establecimiento.

El recorte de presupuesto perjudica a la UBA.

Las restricciones que causan crisis en la UBA

También se restringió el uso de la electricidad en lugares comunes. El decano de la facultad, Pablo Rodríguez explicó en una entrevista con TN por qué tomaron esta decisión: “El Concejo Superior dictó la resolución de emergencia presupuestaria. En ese marco, ayer llegó una disposición del rectorado de que restrinjamos la luz en espacios comunes, gas, ascensores, situación que a nosotros nos complica muchísimo porque con el funcionamiento del hospital acá circulan, entre pacientes y odontólogos, 2500 personas por día”.

Largas filas en la Facultad de Odontología por la falta de ascensores. 

También remarcó que el aumento en las tasas de los servicios fue otro agravante de la situación ya que es pagado por el rectorado; explicó también que, a partir de mayo o junio, ya no podrían pagar las facturas. "Acá hay ocho ascensores, cuatro de cada lado. Estamos analizando abrir uno o dos de cada sector, es decir, la mitad o un 30 %. La realidad es que con ocho a veces no alcanza, y ahora va a ser peor. Este recorte nos complica”, aseguró.

Entre otras cosas, indicó que la atención a pacientes también se vería demorada por la falta de ascensores. En la Facultad de Derecho se vive una situación similar. Desde este lunes que las autoridades emitieron varios reclamos con respecto a las medidas y a la falta de presupuesto. De hecho, esta mañana, se llevó a cabo una clase pública en las escalinatas.

Más de
UBA

Otras Noticias