Tormenta solar

Se anticipa la tormenta solar más grande en las últimas dos décadas para este fin de semana

Así serán los efectos y la forma en la que se verá desde la Tierra.
viernes, 10 de mayo de 2024 · 14:28

Este fin de semana, hay alerta por una tormenta solar en Estados Unidos. Múltiples explosiones solares podrían provocar magníficas auroras durante el viernes y el sábado en varias partes del país norteamericano. En realidad, se trata de una fuerte explosión geomagnética que golpeará a la Tierra.

Los habitantes de Estados Unidos podrán ver actividad geomagnética de moderada a fuerte a partir de las 11 p.m. y durará hasta el sábado. Los pronósticos que se conocen hasta el momento proyectan que las luces podrían verse hasta el sur de Alabama y California.

Habrá una tormenta solar en la tierra.

Así lo especificaron desde el Centro de Predicción del Clima Espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. Igualmente, las probabilidades para ver mejor este fenómeno natural que chocará sobre la Tierra se dan en el norte de Estados Unidos, Canadá y el norte de Europa.

Los habitantes podrán disfrutar de la tormenta solar durante la noche. Lamentablemente, se espera que una considerable capa de nubes se extienda sobre los Grandes Lagos, el Atlántico Medio y el Noreste, aunque algunos serían afortunados de encontrarse con pequeños espacios despejados. 

Podrá verse en algunas partes de Estados Unidos.

Una tormenta solar es difícil de pronosticar. En muchos casos, las auroras boreales que se anuncian decepcionan finalmente si en el momento una lluvia electromagnética cambia o si su campo no está alineado con el de la Tierra. "En este momento se trata de una situación bastante volátil en el Sol que estamos monitoreando muy de cerca”, explicó Bill Murtagh, coordinador del programa en el Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA.

Se espera que sea bastante fuerte.

"Vamos a tener un período prolongado de tormenta geomagnética”, concluyó. Este tipo de tormentas se produce cuando el sol está en su punto más activo. En aproximadamente dos décadas, se espera que permanezca así por lo menos hasta que finalice el año. Este tipo de fenómenos, cuando son muy fuertes, pueden alterar los sistemas de energía, las comunicaciones GPS o las operaciones satelitales.

Más de

Otras Noticias