TARIFAS

Adiós a los subsidios: comienza la transición para implementar las nuevas tarifas de luz y gas

El Gobierno señaló que el objetivo es "trasladar los costos reales" a los usuarios.
martes, 28 de mayo de 2024 · 11:42

El Gobierno informó que a partir de este martes comienza la transición para implementar el nuevo régimen de tarifas sobre los servicios de energía y gas, con lo cual los usuarios perderán los subsidios gradualmente.

Si bien desde el año pasado se inició una quita de subsidios, lo que provocó fuertes aumentos en las boletas, el oficialismo explicó que con la medida busca “trasladar los costos reales” de la energía y el gas a los usuarios, quienes pagarán más por las tarifas desde junio.

Los usuarios verán afectados sus bolsillos con el aumento.

De esta manera, los usuarios que se agrupan en los niveles 2 y 3 dejarán de recibir la ayuda estatal de forma gradual y pagarán el valor total de las tarifas a finales de este 2024. 

La transición definida en el Decreto 465/2024 se refiere a “un período en el cual se reestructurará el esquema de subsidios a la energía en Argentina para pasar de un modelo de subsidios generalizados a uno de subsidios focalizados”.

La Secretaría de Energía tendrá facultades especiales.

Dicha transición se extenderá entre el 1 de junio y el 30 de noviembre de 2024, con la posibilidad de extenderla por seis meses más. El objetivo es “asegurar una implementación gradual, ordenada y previsible de precios de mercado y tarifas basadas en los costos reales de la energía”, informó el Gobierno.

Durante el período de transición, la Secretaría de Energía del Ministerio de Economía, en su carácter de Autoridad de Aplicación, tiene varias facultades, entre ellas: “determinar los volúmenes máximos de consumo subsidiable para todas las categorías y segmentos residenciales de electricidad y gas”.

Se eliminará la segmentación actual.

“Establecer el nivel de descuentos o bonificaciones que recibirán los beneficiarios por los volúmenes consumidos dentro de los máximos definidos”. “Modificar la denominación y/o el criterio de segmentación de las categorías de usuarios residenciales incorporados en el RASE”.

 

Qué pasará después de noviembre

Según explicó el Gobierno, a partir del sexto mes de 2024, “se establecerán por mes un tope de consumo máximo de gas y electricidad a subsidiar y un sistema de bonificaciones o descuentos a los usuarios residenciales de bajos y medios, según el ingreso y ubicación de cada hogar. Para eso, se llamará a reempadronarse en el Registro de Acceso a los Subsidios Energéticos (RASE)”.

La factura promedio de un usuario de altos ingresos, sin subsidios, es de $42.877.

En caso de que dicho periodo no se prolongue, a partir de diciembre, los usuarios empezarán a abonar el total del costo de las boletas, ya que se mantendrá los subsidios de acuerdo a los criterios que se establezcan en la nueva canasta energética.

Otras Noticias