Neuquén

Andacollo rinde homenaje a los crianceros con la Fiesta del veranador

La vicegobernadora participó de la 16º edición de la Fiesta Provincial del Veranador y Productor del Norte Neuquino. La celebración es un reflejo de la vida de la mujer y el hombre de campo.
lunes, 12 de enero de 2009 · 00:00
“Ningún pueblo puede proyectarse hacia el futuro si no mira a quienes construyeron su historia”. Así lo afirmó anoche la vicegobernadora Ana Pechen en la 16º edición de la Fiesta Provincial del Veranador y Productor del Norte Neuquino que se desarrolla en Andacollo desde el pasado jueves.

En la ocasión, Pechen rindió homenaje a dos veranadores pioneros de la zona, Raúl Torres y Faustino Cáceres, e hizo lo propio con el presidente de la Agrupación Bajada del Veranador, Héctor Parada. En tanto, el intendente Daniel Muñoz aseguró que el evento es una oportunidad para conocer la cultura del norte neuquino y la idiosincrasia del hombre de campo.

La jornada también contó con la participación del subsecretario de Cultura, Sebastián Sánchez, e incluyó una comida comunitaria, bailes tradicionales y espectáculos folclóricos en el anfiteatro local. La fiesta se extenderá hasta mañana con actividades culturales, espectáculos musicales, jineteadas, desfiles y stands con productos artesanales típicos de la zona.

La vicegobernadora, que se encuentra a cargo del Ejecutivo provincial, remarcó que el homenaje a Torres y Cáceres representa un reconocimiento al trabajo, al sacrificio y a la lucha diaria de los crianceros. Agregó que la historia de Neuquén comenzó por el norte y, en ese sentido, mencionó que la presencia de los veranadores en tierras neuquinas es anterior a la creación de la provincia. “Neuquén tiene apenas 50 años y sin embargo, ellos ya estaban aquí, criando sus animales y estableciendo una importante relación de intercambio con Chile”, dijo.
A su turno, Muñoz indicó que la distinción a crianceros tradicionales de la localidad es una forma de homenajear a todos los que realizan la actividad en la zona norte. Añadió que el evento ofrece la posibilidad de acercarse a las costumbres y tradiciones del norte neuquino.
Por su parte, Sánchez consideró que la fiesta constituye un espacio de “descanso y regocijo” para el productor después de arduas jornadas de trabajo. Además, señaló que la intención es recuperar el valor de las fiestas tradicionales.

Luego de los discursos, se iniciaron los espectáculos en el escenario mayor del predio con la participación del grupo de danzas Picún Purrife; Ángel Hidalgo y Miguel Guerrero; Susana Valdez; “Los guasos de Cantarrana”; Francisco Cumyl; Jazmín de Luna; y la agrupación “Los Piti”.

Estuvieron presentes la diputada provincial, Amalia Jara; el coordinador de la UEFE, Ricardo D’Angelo; la presidenta de Artesanías Neuquinas, Verónica Arcos; el intendente de Las Ovejas, Nicomedes Navarrete; titulares de las comisiones de fomento de Varvarco, Martín Medel y Villa del Nahueve, Héctor La Torre. También participaron funcionarios y concejales locales; el alcalde de la localidad chilena de Pinto, Fernando Chavez, junto a una delegación de funcionarios, empresarios y productores de ese país.

Homenaje a la trashumancia

La trashumancia es una actividad muy tradicional del norte neuquino que se refiere al traslado de los crianceros con sus animales por los campos durante la veranada y la invernada.

A fines de noviembre, los arrieros junto a sus familias y animales, emprenden camino hacia tierras cercanas a la cordillera, utilizadas como campo de engorde del ganado. Allí pasan el período estival hasta fines de marzo, época en la que los crianceros regresan a las tierras de invernada donde permanecen con sus animales hasta la segunda mitad de noviembre.

Con el objetivo de preservar la tradición de los crianceros, se creó la agrupación gaucha Bajada del Veranador que trabaja sin fines de lucro para mantener viva la actividad.

Otras Noticias