Neuquén

Una nueva interna sindical dejó dos heridos

Unos 20 sindicalistas cortaron el camino de acceso a una obra y se enfrentaron con otros hombres para ver a quién contrataban primero. Todo por trabajar…
lunes, 12 de enero de 2009 · 00:00
Los enfrentamientos buscaban el control de los puestos de trabajo de una obra en la localidad frutícola de Plottier, vecina a la capital de Neuquén.

Si bien el inicio del choque es confuso, trascendió que los problemas comenzaron el propio miércoles, cuando estaba planeado el inicio de la construcción de una sucursal de los supermercados La Anónima.

La empresa se había comprometido a emplear a desocupados locales que estuvieran inscriptos en la bolsa de trabajo municipal. Se esperaba la llegada de cerca de 60 hombres.

Sin embargo, unos 20 sindicalistas que responden al ex directivo de la Uocra de Neuquén, Humberto Pacheco, cortaron el camino de acceso al lugar de la obra. Pedían que primero se los tomara a ellos.

En un momento de la mañana, se toparon en medio de la ruta los hombres de la bolsa de trabajo, encabezados por los dirigentes José Luis Hermosilla y Omar Pino, y los de Pacheco. Allí, de acuerdo a los testimonios, se escuchó un disparo, y comenzaron a llover piedras en ambos bandos.

Los grupos se dispersaron antes de que llegara la Policía, y no llegaron a tomarse a golpes de puño. Pero del enfrentamiento quedó la camioneta del ex dirigente de Uocra, una Ford Ranger doble tracción, dada vuelta. Varias bicicletas fueron encontradas en un canal de riego cercano.

Pero lo más curioso fue la aparición de dos heridos con perdigones de escopeta cuando los grupos se estaban desconcentrando. Varios testimonios coinciden en que el disparo fue realizado en el mismo grupo de los lesionados, aquellos que estaban cortando la ruta.

Pacheco, de 40 años, y Daniel Inostroza, de 26, fueron los lastimados, el primero en la espalda y el otro en un brazo. Fueron trasladados al hospital central de Neuquén, donde quedaron internados pero fuera de peligro, informó el diario Clarín.

La principal hipótesis es que a alguno de los obreros desocupados se le escaparon los disparos, posiblemente al propio Inostroza, quien según testigos llevaba consigo un arma.

La Policía secuestró una escopeta, dos cuchillos, la camioneta Ranger y un Fiat Siena, donde se movilizaban otros de los participantes de la pelea.

Otras Noticias