Neuquén

Cerca de mil familias beneficiadas por la actividad económica de Corfone

El gerente general de la Corporación Forestal Neuquina, Enrique Schaljo, destacó la demanda laboral que genera la actividad forestal en la provincia.
jueves, 29 de enero de 2009 · 00:00
El gerente general de la Corporación Forestal Neuquina (Corfone), Enrique Schaljo, estimó que la actividad económica que genera en la provincia esta empresa de capitales mixtos “involucra el trabajo de 1.000 personas que equivale a 1.000 familias, entre mano de obra directa e indirecta”.
Explicó que la empresa dispone de mano de obra calificada según los sectores a ocupar, ya sea en los aserraderos o en la poda, raleo, transporte y control de incendios. El personal, señaló, es calificado y reconocido por AFOA-UATRE (organismo certificador forestal, conformado por la Asociación Forestal Argentina y la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores).
Sostuvo que Corfone “es una sociedad anónima que tiene que generar ingresos” y que se espera equilibrar el flujo de ingresos y egresos dentro de 10 años, momento en que “sacaremos madera de alta calidad y rollizos grandes con los que se podrá elaborar otro tipo de productos”.
Señaló que la responsabilidad de Corfone no se limita al manejo de los propios bosques, sino que también se extiende al incentivo de la actividad en las plantaciones municipales, comunales o privadas. Para contribuir en el desarrollo económico de la provincia, Schaljo consideró necesario continuar ampliando la superficie manejada. “Además de generar valor, se evita el ingreso de plagas y la proliferación de bosques densos, que son proclives a incendiarse”, expresó.
Destacó, en este sentido, el raleo que debe realizarse en los bosques plantados desde hace 18 años, o más. Manifestó que esta actividad genera puestos de trabajo en las pequeñas empresas que se contratan para tal fin, y que si bien “lo que se saca es una madera joven de poco valor -que a veces no cubre los costos- Corfone compra el acopio para incentivar el raleo y asegurarse bosques de muy buena calidad en un futuro”.
El gerente indicó que los esfuerzos están concentrados en el asesoramiento de emprendimientos municipales, comunales o privados, y en procurar la generación de valor agregado. Además de los usos habituales de la madera –tirantería, cajones, mobiliario- destacó la utilización del material que hace un tiempo era de descarte o bien era desaprovechado.
Como ejemplo de ello, destacó la instalación en Junín de los Andes de la empresa Enerquén, que se especializa en la industrialización de residuos forestales, y del futuro establecimiento de la firma Domuyo S.A, que fabricará casas de madera para la venta y para la obra pública provincial. “La elaboración de briquetas y de pellets (pedazos de madera aglomerados o comprimidos de alto valor energético) nos abre un horizonte muy importante. Y en el caso de las viviendas, las posibilidades contemplan no sólo la utilización de la madera para el techo o los pisos, sino también para las aberturas en general y el mobiliario”, manifestó. “La realidad es que los bosques están generando puestos de trabajo a personas que antes cobraban un subsidio y hoy tienen un salario digno. Procurando un equilibrio y cuidando a nuestros bosques nativos, el desarrollo de bosques plantados colaboran en el circuito económico provincial”, expresó Schaljo.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias