Neuquén

Temen una nueva toma en el municipio de Centenario y deciden cerrarlo

El intendente asegura que si los huelguistas ocupan el edificio comunal no se liquidarán los sueldos a fin de mes.
miércoles, 28 de octubre de 2009 · 00:00
El intendente de Centenario, Javier Bertoldi, dispuso ayer el “cierre temporal” del municipio, ante los rumores de toma del edificio por parte de un grupo de empleados municipales que desde hace tres semanas protagoniza un conflicto salarial.

El conflicto tendía a profundizarse ya que ninguna de las partes parece aflojar. El intendente pidió que para iniciar el diálogo los sindicalistas levanten la toma del corralón, pero un grupo se niega a hacerlo y la tensión crece con los días.

A todo esto, desde el lunes 12 de octubre el delegado de Saneamiento, Mario Nicolás, permanece encadenado frente al Concejo Deliberante, junto con unas carpas y un trailer con baño que le proveyó una empresa de servicios de la localidad.

La oposición –encarnada en el Movimiento Popular Neuquino y el concejal del Frente Democrático por Centenario, Mario Acuña- tildó de “soberbio” a Bertoldi y llamó urgente a una mesa de diálogo más allá de que levanten o no las medidas de fuerza.

El cierre del edificio será hasta hoy, aunque el jefe comunal aclaró que de haber una “nueva amenaza de toma” podría volver a clausurar las puertas, en perjuicio del cobro de los impuestos y el pago a los proveedores del Estado municipal.

“Ojala que no nos tomen el palacio municipal porque tenemos que hacer la liquidación de los sueldos y ya estamos a fin de mes, a menos que ellos” (por un grupo de sindicalistas) quieran hacerse cargo del gobierno”, sostuvo el intendente.

Al parecer la única salida que tiene este conflicto es “sólo dinero” y nada de recategorizaciones, según se pudo saber.

Sin embargo y para afrontar un aumento de al menos 300 pesos al básico, la comuna deberá erogar apróximadamente unos 700.000 pesos.

“Esto es imposible porque no tenemos ese dinero y no podemos seguir achicando gastos. Desde que asumimos estamos achicando costos que antes eran descomunales, pero de todas maneras hay que sentarse a dialogar”, expresó.


Bertoldi se molestó cuando la oposición lo tildó de “soberbio” en una conferencia de prensa que se realizó ayer.

“No creo que haya soberbia. Siempre los he atendido aunque no comparta la opinión de los concejales. Creo que Acuña debería replantearse lo que dijo, que está cansado del sistema democrático. Lo único que hicieron es decirme que soy un soberbio pero no escuché propuestas para solucionar este conflicto”, afirmó.

Además, el jefe comunal centenariense cuestionó las medidas que se toman desde el sindicato municipal.

“Ya no hay voz de mando, no hay control de la conducción sobre los delegados y la gente, y cada cual toma la medida que quiere. Hay una interna que ya no se puede ocultar, porque si no ya habría diálogo”, concluyó.

Otras Noticias