Neuquén

Fueron otorgadas 12 viviendas en comunidades rurales

Las entregas fueron efectuadas en los parajes Limay Centro, Villa Unión, Santo Domingo, Naunauco, Trailathué y Tres Chorros. Además se recorrieron 10 viviendas en construcción en Chorriaca y un mejoramiento habitacional en Huncal.
lunes, 9 de noviembre de 2009 · 00:00
En diversas zonas rurales de la provincia, fueron adjudicadas  doce viviendas, durante una gira de trabajo realizada por autoridades de organismos de Vivienda de la Nación y de la provincia. Participaron de la entrega de casas el subsecretario de Obras Públicas, Ricardo Esteves; el presidente de la Agencia de Desarrollo Urbano Sustentable (ADUS), Rodolfo Kaiser; y la directora nacional de Programas para la Emergencia, María Laura Rey.

Durante la jornada del jueves se entregaron seis viviendas en los parajes Limay Centro y Villa Unión -dependientes de la comisión de fomento de El Sauce- y se adjudicó una máquina retroexcavadora con pala mecánica al presidente de la delegación municipal, Gustavo Cortez; este equipo fue adquirido mediante fondos de la Ley 2615 que rige la prórroga concesiones hidrocarburíferas. Hacia el mediodía se entregaron dos viviendas más en el Santo Domingo.
El viernes, en tanto, cuatro familias de los parajes Naunauco, Trailathué y Tres Chorros, recibieron viviendas. Además, los funcionarios recorrieron diez casas en construcción en Chorriaca -faltan detalles para su finalización- y un mejoramiento habitacional en el paraje Huncal.

El programa de Viviendas Rurales y Aborígenes está coordinado en la provincia por María Cristina Buffolo. Forma parte del programa federal plurianual, por el que se prevé la construcción de 117 soluciones habitacionales de dos dormitorios en la provincia del Neuquén, con una inversión de 11. 980.800 pesos.

Ricardo Esteves, subsecretario de Obras Públicas, agradeció al gobierno nacional por estar presente junto a la provincia en hacer cumplir el sueño de la vivienda propia a los pobladores de zonas alejadas de asentamientos urbanos. Destacó que “en sólo cinco meses” se les dio una solución a seis familias, lo que representa “un trabajo realizado con mucho amor y cariño por parte de todos”. Resaltó también que se está trabajando “para que todas las localidades de la región crezcan al ritmo de sus necesidades”. 

En relación al plan federal plurianual de construcción de viviendas, el subsecretario detalló que las casas fueron financiadas por el gobierno nacional, y que cada una tiene un costo superior a los 97 mil pesos. El subsecretario resaltó que para la construcción de viviendas se contrató mano de obra local y que la compra de herramientas y materiales fueron hechas en comercios y canteras de la zona, con el fin de fomentar el desarrollo de las economías regionales.
Por su parte, el presidente de la ADUS, Rodolfo Káiser destacó la tarea que realiza el equipo de trabajo del programa de viviendas rurales y aborígenes en toda la provincia, y resaltó que dicho programa “tiene que ver no sólo con la construcción de casas sino también con la contención de familias” y el desarrollo de la mano de obra local. “Conocer la realidad permite examinar los expedientes con otra lógica, en la medida que se tome contacto con la realidad se tomarán medidas más acertadas”, dijo. 

Afirmó que su objetivo al frente de la agencia apuntará a agilizar la gestión mediante el reordenamiento administrativo de la ADUS y del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), “para estar ordenados frente al desafío que pensamos encarar en 2010 con la construcción de 2500 viviendas a través del plan federal reconvertido”.

En última instancia, señaló además que se hará un esfuerzo por “terminar con las 1800 viviendas ya comenzadas” y para llegar a construir 400 casas en zonas rurales.

Otras Noticias