Neuquén

Promueven juego responsable para grandes y chicos

El programa pertenece a la subsecretaría de Ingresos Públicos y cuenta con el apoyo de Lotería La Neuquina. Todos los detalles en esta nota.
miércoles, 18 de febrero de 2009 · 00:00
La localidad de Cutral Co será sede el próximo viernes de una de las actividades regulares de promoción del juego responsable y prevención de la ludopatía que viene desarrollando desde el año pasado el gobierno provincial.

Creado en abril de 2008, el programa de Promoción y Orientación hacia el juego responsable de la subsecretaría de Ingresos Públicos –a través de la dirección provincial de Concesiones y la dirección general de Lotería y Quiniela, que lo sostiene económicamente- cuenta con un equipo multidisciplinario de prevención y organiza jornadas de debate y concientización, además de elaborar un diagnóstico de la situación en diversas localidades de la provincia.

En el mismo sentido se están celebrando reuniones con las autoridades de diferentes localidades neuquinas, a fin de trabajar de forma conjunta y conformar una red preventiva integrada con los recursos humanos que existen en cada localidad.

La coordinadora del equipo es Wanda Letner, especialista en prevención de adicciones, que explicó que, por tratarse de un mecanismo de prevención primaria, el programa no incluye la asistencia a jugadores con características propias de la ludopatía y queda a cargo de los organismos de Salud su atención y tratamiento.

“Nuestro objetivo es adelantarse al daño. Tenemos cierta población, entre los no jugadores, los jugadores sociales y el jugador problema, que puede tener cierta sintomatología pero aún no ha contraído la enfermedad. Éstas son las tipologías a las cuales apuntamos y lo hacemos de distintas maneras: a través de capacitaciones, de prevención educativa o comunitaria”, dijo.

Aclaró que no todas las personas que van a un casino o a una sala de juegos desarrollan cuadros de ludopatía, debido a que ésta -como toda adicción- está ligada a otros factores: genéticos, un medioambiente tóxico, o situaciones de crisis existencial, por ejemplo.

Capacitación de personal

A la vez, mediante este programa se están ofreciendo capacitaciones destinadas al personal de las salas de juego, con el objetivo de que los empleados “puedan detectar a un jugador con problemas, puedan acercarse a esa persona y proponerle el mecanismo de autoexclusión -que es un modo de control externo-, lo que al menos le permite no ingresar a ese casino”, explicó Leitner.

Advirtió que “es importante recordar que por sí sola la adicción al juego no se cura, pero puede ser un primer paso para que esa persona se trate”. Además recordó que para mejorar la situación de los adictos debe aplicarse “un tratamiento integral, no sólo psicológico sino muchas veces psiquiátrico, con medicación, clínico, porque son personas que generalmente tienen otras adicciones; y también, porque su cuerpo se va deteriorando al vivir en permanente estrés, dormir mal y comer mal, y a una vida de relación cada vez más empobrecida”.

“La persona que está enferma va en contra de los intereses de todo el mundo –continuó la coordinadora-. Nosotros tenemos un eslogan que dice ‘si jugás con control todos vamos a estar bien’, lo que significa que la familia va a estar bien, que el casino no va a tener un problema, que la persona no se va a endeudar ni a tener problemas legales”.

Responsabilidad social empresaria

La colaboración de las salas de juego privadas con el programa se enmarca en la llamada Responsabilidad social empresaria. El juego responsable, entonces, está incluido en esta premisa según la cual cada empresa debe hacerse responsable por el producto que vende, ante la sociedad donde está, y respecto de su propio trabajo.

Leitner remarcó que a través de los padres y en forma directa, “el programa apunta también a los chicos. La ludopatía puede derivar de todo aquello que implique azar como de aquello en lo que no interviene pero que comienza a complicar la vida de las personas: lo que hace que la persona se aísle, que pase muchas horas frente a la computadora o en el caber”, ejemplificó.

Otras Noticias