Neuquén

'Desarrollo de Cuencas Lecheras en el Norte Neuquino, Ingeniero Agrónomo Luis Osvaldo Grecco”

Como parte de este proyecto se entregarán equipamiento a pequeños productores con el fin de mejorar las condiciones de elaboración del queso. Detalles.
miércoles, 4 de febrero de 2009 · 00:00
El ministerio de Desarrollo Territorial junto a la Asociación Cooperadora Regional Norte de Producción (Acrenop) y el intendente de Los Miches, Carlos Prades, entregó el miércoles equipamiento a pequeños productores como parte del proyecto “Desarrollo de Cuencas Lecheras en el Norte Neuquino, Ingeniero Agrónomo Luis Osvaldo Grecco”. Los insumos fueron entregados como créditos que podrán empezar a pagarse dentro de seis meses y en un período de dos años.

Según informó el jefe de Agencia del Departamento Minas Sur, dependiente de la Dirección Provincial de Producción Agraria, Industria y Comercio; Bernardino Aravena, los pequeños productores se beneficiaron con salas de elaboración, ordeñadoras, semillas y alambrado eléctrico.

De esta manera, Aravena informó que a partir del fondo de 18 mil pesos Acrenop adquirió y entregó ordeñadoras a Delia Villanueva, de Los Chacales; a Ada Pérez, de los Miches y Dora Burgos de Los Chacayes. Mientras que Desideria Mendez y María Perez, se beneficiaron con alambrado eléctrico y Nélida Muñoz con la salita de elaboración.

Además, recordó que en el año 2006 alrededor de cincuenta productores de Los Miches, Los Chacayes, Leuto Caballo, Chapúa y La Salada participaron de capacitaciones para la elaboración de quesos, dictados por Hugo Forni y, a partir de entonces, confeccionaron el proyecto para financiar las actividades que no podían solventar.

En esta iniciativa, dijo Aravena, “fueron acompañados por los municipios de Chos Malal, Los Miches, La Agencia Minas Sur y Hugo Forni”. En cuanto a esta entrega de insumos, se espera mejorar las condiciones de elaboración a partir de tornar eficiente el tiempo de ordeñe, mejorando la calidad de la leche como materia prima y el uso de un espacio destinado exclusivamente a la producción del queso.

También se realizó un relevamiento de las vertientes de las que los productores se sirven el agua y se les realizó un análisis bacteriológico para optimizar su uso.

Finalmente, se trabaja también en mejorar y aumentar la superficie de pasturas para que los productores puedan incorporar más animales al ordeñe. Mientras que con el alambrado eléctrico, se realiza “un mejor manejo rotativo del pastoreo para mayor aprovechamiento del forraje y, por otra parte, se aportó con el mejoramiento genético de los animales”, concluyó Aravena.

Otras Noticias