Neuquén

Confían en restablecer la exportación de manzanas y peras a México

El 20 de marzo funcionarios y técnicos de la Argentina y México se reunirán para analizar los motivos que llevaron a suspender temporalmente la exportación de peras y manzanas al país del norte.
viernes, 13 de marzo de 2009 · 00:00
El director provincial de Sanidad y Fiscalización, José Andino -que depende del ministerio de Desarrollo Territorial- confió en que los técnicos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) demostrarán a las autoridades de México que no existe riesgo de ingreso de larvas de grafolita en su territorio, motivo por el que transitoriamente se suspendió la exportación de manzanas y peras a dicho país.

La reunión entre los ingenieros del organismo argentino y sus pares del Senasica (Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria) se hará el 20 de marzo en el país del norte. Se prevé la participación, además, de funcionarios de Cancillería y de empresarios del Alto Valle de Neuquén y Río Negro ligados al sector frutícola.

Andino dijo que este tipo de polilla ataca principalmente a la fruta de carozo (ciruela, durazno, pelón, cereza) y que en ciertas ocasiones afecta a la manzana. Explicó que en agosto del año pasado hubo una demora de unos días en la colocación de trampas de mitigación -los proveedores habituales no disponían del stock necesario- pero ello no representa peligro de infestación ya que se pudo continuar con el protocolo establecido cuando las plantas aún no tenían frutos.

Señaló que desde el año 2000 se exportan peras -y en menor medida manzanas- a México, bajo la certificación de un programa de mitigación de riesgo de la grafolita, ya que en dicho país “es considerada una plaga cuarentenaria, es decir, no existe en su territorio”. Indicó que este conjunto de medidas se cumplimentan efectivamente desde el inicio de protocolo “bajo la supervisión de dos ingenieros agrónomos mexicanos que controlan en origen” la no proliferación del insecto.

Andino expresó que “estas negociaciones tendrán un componente político”, ya que “técnicamente es demostrable que no hay inconvenientes”. Las dificultades se plantean, consideró, porque “hay varios proveedores de este mismo producto” al mercado mexicano, “como el caso de Estados Unidos y Chile, que tienen alianzas comerciales muy fuertes”.

El director provincial dijo que de haber intransigencia por parte de los técnicos mexicanos se debería cumplir con un período de cuarentena, asegurando la fruta en los galpones, pero que esto “lógicamente acarrearía problemas porque no disponemos de cámaras de frío desocupadas para mantener la fruta”.

Informó, finalmente, que los productores del Alto Valle esperan exportar 10 mil toneladas de peras y manzanas, que representan “un poco menos de 6 millones de dólares”. De ese total, “un diez por ciento pertenece, aproximadamente, a la provincia del Neuquén”.

Otras Noticias