Neuquén

Nueva casilla para el puesto del Cippa en Dina Huapi

El organismo responsable del Control de Ingreso Provincial de Productos Alimenticios adquirió una infraestructura de acero inoxidable equipada que funcionará en el límite entre las provincias de Río Negro y Neuquén.
lunes, 23 de marzo de 2009 · 00:00
El director del Control de Ingreso Provincial de Productos Alimenticios (Cippa), Eduardo Rosa, informó que el organismo adquirió una casilla para el funcionamiento del puesto de control instalado en proximidades de Dina Huapi, en el límite entre Neuquén y Río Negro. Los 12 empleados que se desempeñan en la zona trabajan de forma precaria desde hace dos años debido al incendio de la oficina.

Dijo que los agentes del Cippa trabajan en turnos rotativos de 12 horas y “durante dos años estuvieron compartiendo una oficina con personal de la policía y utilizando baños químicos”. Dina Huapi está ubicada a 15 kilómetros de San Carlos de Bariloche, sobre la costa este del lago Nahuel Huapi y a escasa distancia del río Limay, que marca el límite entre las provincias de Río Negro y Neuquén.

La casilla es de acero inoxidable y tiene tres metros por nueve de largo. Está equipada con cocina, baño y dos habitaciones multiuso. “Tiene todas las comodidades para que el personal pueda desarrollar su tarea de forma adecuada”, explicó Rosa y agregó que, “debido a las inclemencias climáticas, la oficina debe estar preparada para resistir el frío”. La estructura fue adquirida por el Cippa y ya tiene la autorización de traslado del ministerio de Desarrollo Territorial.

El Cippa funciona en la provincia desde 1997 y es el órgano responsable de realizar los controles sanitarios y tributarios de los productos alimenticios que ingresan a la provincia. Los puestos están ubicados en los lugares de ingreso al territorio provincial: en el puente Neuquén-Cipolletti, en el de Neuquén-Centenario, en Rincón de los Sauces, Barrancas, Dina Huapi, y cuenta con puestos retenes en Dique Ballester y en Balsa las Perlas.

Rosa manifestó que “los controles en la provincia marchan bien, no decayó el consumo y de acuerdo a las estadísticas hay un crecimiento en el ingreso de productos”. En este sentido, expresó que se verifica el material de propagación, las semillas y plantines; además se constata el estado de sanidad de las materias primas y alimentos que ingresan en la provincia “para garantizar la sana competencia entre los productos foráneos y aquellos de origen neuquino”.

Los agentes del Cippa también controlan la autenticidad de los certificados sanitarios, la temperatura de los productos, la rotulación y “todos los aspectos requeridos por el código alimentario argentino y la ley federal de carnes”.

Desde el Cippa se organizan campañas de capacitación para empleados de empresas y agentes que se desempeñan en los departamentos de bromatología de los municipios, también “se realizan tareas conjuntas con Salud pública, la Universidad Nacional del Comahue, la secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca y la Dirección Nacional de Alimentos”, explicó.

El próximo curso comenzará a dictarse en mayo “con cada capacitación aspiramos a brindar herramientas útiles a la población”, dijo Rosa y agregó que “además de los controles que se hacen en los ingresos al territorio, queremos que cada jurisdicción municipal cuente con personal capacitado en la materia”.

En esta línea, el director del organismo destacó que “antes había un alto nivel de infracciones, pero debido a los cursos y las tareas de logística se incrementaron las conductas de concientización en la sociedad”. Al respecto, subrayó que más de mil personas de diversos municipios se capacitaron en lo que hace a la manipulación de alimentos y la transferencia de conocimientos.

Otras Noticias