Neuquén

Recordaron la explosión de la mina de San Eduardo

Ayer se cumplió el 58º aniversario de la explosión que dejó seis victimas fatales y marcó la desaparición del pueblo de San Eduardo. Unas 200 personas se reunieron en el lugar para recordar esa fecha.
lunes, 30 de marzo de 2009 · 00:00
Ayer se realizó el acto homenaje del 58° aniversario de la explosión de la Mina de San Eduardo. Las ruinas del asiento poblacional se encuentran ubicadas en el norte neuquino y el año pasado fueron declaradas patrimonio histórico-social del pueblo de la provincia del Neuquén mediante la Ley 2607.

La mina de San Eduardo fue una de las principales estructuras de carbón (asfaltita) del norte de la provincia. Estaba ubicada en el departamento Pehuenches sobre la margen izquierda del río Neuquén, a cuatro kilómetros del cerro Curaco.

Hasta 1951, San Eduardo era un lugar promisorio que crecía de la mano de la demanda de carbón necesario para mover la industria y la maquinaria que renacía luego de la Segunda Guerra Mundial. Pero la mañana del 29 de marzo se produjo una explosión de gas metano que dejó muchos heridos, seis víctimas fatales y marcó el comienzo de la desaparición del pueblo que contaba con una población de 5.500 habitantes.

Ayer, un grupo de 200 personas se reunieron para conmemorar el 58° aniversario de la explosión de la Mina de San Eduardo La organización del acto estuvo a cargo de la comisión“Minas de San Eduardo”, conformada por ex mineros y familiares de quienes se desempeñaban en el yacimiento. Durante la jornada, los saneduardinos intercambiaron anécdotas y se otorgaron placas de reconocimiento.

El director provincial de Minería, Carlos Portilla asistió al emotivo encuentro y comentó que del pueblo de San Eduardo quedan ruinas y restos de construcciones de adobe “no queda infraestructura sólida en pie, sólo se conserva un mástil”, indicó. En sus comienzos, “la mina era explotada por una firma alemana y más tarde quedó a cargo de Yacimientos Carboníferos Fiscales (YCF)”.

Las ruinas de San Eduardo fueron declaradas patrimonio histórico-social por la Legislatura provincial el 11 de septiembre de 2008 y sumado a esta iniciativa, la dirección de Minería instrumentará acciones para evitar actividades que ocasionen la destrucción del área. En el sitio donde se encontraba el yacimiento minero “se observa una veta vertical que permite ver aberturas y bocaminas”.

El acto homenaje contó con la participación de 200 personas, entre las que se encontraban ex mineros, familiares y amigos de las víctimas de la explosión. Además, estuvieron el intendente de Chos Malal, Carlos Lator y funcionarios provinciales.

Seguridad minera

Portilla destacó que “en aquella época los emprendimientos mineros no se regían por las condiciones de seguridad actuales”. En este sentido, comentó que desde principios de la década del ´90 hasta la actualidad solamente se contabilizan tres accidentes que ocasionaron tres muertes, de las cuales “dos se produjeron por errores humanos”.

En materia minera, el nivel de accidentología en la provincia es bajo, “todas las actividades son controladas y mejoradas a través de la acción permanente de personal de la Policía Minera dependiente de la dirección de Minería”.

Otras Noticias