Neuquén

Lo mataron por ser policía

En un desgarrador testimonio, la viuda del comisario Chaktoura identificó a los asesinos. “En veinte minutos cambiaron mi vida'
viernes, 22 de mayo de 2009 · 00:00
Néstor Zapico y Sebastían Garro Umanzor, imputados como penalmente responsables de la muerte violenta del ex comisario y docente Jorge Chaktoura, comenzaron a ser juzgados por la Cámara Criminal Uno.

Ayer, la esposa de la víctima, Ana Luz María Perriello, declaró en compañía de su nieta de cuatro años y brindó un desgarrador relato de lo sucedido el 30 de diciembre del 2006. Culpó a los dos imputados de haber ingresado a su casa a robar y mataron a su marido “porque era policía”.

Según Perriello, fueron atacados por uno de los ladrones segundos después de estacionar su vehículo en el garaje de la vivienda de calle Santiago del Estero al 1.000 de esta ciudad. 

Contó que amenzaron con matarla si gritaba. Luego en la declaración identificó a Garro Umanzor como la persona que le puso una pistola martillada en la frente.

La mujer contó que ofreció darle todo lo que tenía y le pidió al ladrón que dejen a la nena en el interior del auto y subió al piso superior de la casa, donde se encontraba su marido junto a otros de los delincuentes.
 
Perriello aseguró que fue Umanzor quien se apoderó del dinero que llevaba, de un celular y que también le quitó anillos de oro y otras joyas.

La mujer, que por momentos no pudo contener su dolor por lo ocurrido, señaló en forma clara y precisa que el hombre que mató a su marido caminaba de una manera “muy particular” y que corrió una cortina siempre empuñando su arma.

La mujer admitió que pudo ver su rostro, pero que durante una rueda de reconocimiento observó los movimientos del sospechoso que fueron exactamente iguales como los del asesino de su esposo.

Al respecto la viuda afirmó que su esposo había entregado el arma reglamentaria en agosto, mientras recordaba que el asesino le gritaba "donde está el fierro".

La mujer aseguró que Umanzor y el menor de edad se encontraban en la planta baja de la casa y que en el homicidio de su marido solamente habría participado Zapico, el único que subió al primer piso.

El asesino Perriello recordó que uno de los ladrones se quedó todo el tiempo con su marido en la planta alta de la casa y que en un momento le dijo: “vos sos policía”.

Chaktoura le contestó que sí pero que estaba a punto de retirarse. Luego, en medio de un llanto enternecedor, expresó que el criminal estaba alterado, que amenazaba a su marido constantemente y que se dio cuenta que lo matarían.
 
Finalmente, la mujer escuchó que el sujeto le dijo a Chaktoura: “estás jugando al silencio”, frase que no entendió, e inmediatamente oyó una “detonación espantosa” y la voz de su marido cuando le dijo al sujeto: “dónde disparaste”.

La viuda añadió también que segundos después sintió un gorgoteo. “En ese momento me di cuenta que lo había matado”, afirmó entre lágrimas.

La mujer volvió a explicar que su marido fue ejecutado solamente por ser personal activo de la fuerza policial y que su muerte no habría ocurrido si se hubiera desempeñado en cualquier otra actividad laboral.

Finalmente, la mujer dijo que “en veinte minutos cambiaron su vida, la de sus hijos y nieto. Destrozaron la vida de un hombre bueno”.
 
Los hechos y la prueba El fiscal Pablo Vignaroli subrayó la participación activa de los acusados en el asesinato del comisario y señaló que fue Umanzor quien interceptó a la esposa de la víctima en el momento en que llegaba a su inmueble.

Dijo que fue el sujeto quien la llevó hasta la planta alta para robarle el dinero que tenía en su poder, las joyas y otros elementos de valor.

Vignaroli afirmó que fue Zapico el autor del crimen. Según el fiscal el imputado fue quien le disparó a Chaktoura un balazo desde muy corta distancia, que le ingresó en el hombro.

El proyectil lesionó uno de sus pulmones, el hígado, estómago y seccionó la arteria

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias