Neuquén

Reconocimiento a los combatiente de incendios forestales

Hoy se recuerda en el mundo el Día del Combatiente Forestal, fecha de reconocimiento hacia quienes tratan de preservar la vida y la integridad de los patrimonios y recursos naturales de los efectos de fuegos no deseados.
lunes, 4 de mayo de 2009 · 00:00
El 4 de mayo de cada año se conmemora el "Día Internacional del Combatiente Forestal", fecha que coincide con la celebración del Día de San Florian, considerado el Santo Patrono de los Combatientes. El responsable del Sistema Provincial de Manejo del Fuego del Ministerio de Desarrollo Territorial, Gerardo Isasi, envió “un reconocimiento especial a toda esta gente que trabaja en el organismo sin mirar los sueldos, ni los recursos económicos y que llevan adelante la tarea diaria con pasión”. Expresó “un cordial saludo y agradecimiento a por este año tan bien trabajado”.

En diciembre de 1998, a raíz de un accidente ocurrido en el incendio Linton (Canadá), perdieron la vida cinco combatientes pertenecientes a una brigada forestal. En el año 1999 por primera vez en la Argentina se conmemoró el evento.

Gerardo Isasi subrayó hoy que los combatientes neuquinos “trabajan durante todo el año, con énfasis en la temporada estival, con sus equipos propios y respetando técnicas universales de control de incendios forestales, con esfuerzo, dedicación y arriesgando su vida en defensa de los bosques y también en resguardo de la vida de las personas”.

Detalló que “en total el organismo provincial cuenta con 136 agentes contratados y 33 personas como personal de mando, son mujeres y hombres por lo general jóvenes que reciben una capacitación previa a su ingreso al cuerpo. También hay –dentro del sistema- bomberos voluntarios de varias localidades incorporados a este trabajo”.

“Los combatientes de Neuquén no sólo se desempeñan en las áreas boscosas provinciales, sino que al integrar la Provincia el Plan Nacional de Manejo del Fuego tienen la responsabilidad de prestar colaboración a la Administración de Parques Nacionales y a toda provincia argentina que así lo requiera”, remarcó Isasi.

Informó que “hoy el Sistema Provincial de Manejo del Fuego cuenta con elementos propios, esto es, un avión observador que anualmente se contrata a tal efecto, herramientas, camionetas, vestimenta adecuada, sistemas de seguridad, bases en localidades del interior con guardias permanentes; mientras que desde Nación aporta con aviones hidrantes y helicópteros”.

Por último, el funcionario recordó que el ente provincial “distribuye su trabajo en cuatro centrales: Zona Sur con base en Junín de los Andes y que cuenta a su vez con subcentral en Villa La Angostura, Villa Traful, San Martín de los Andes y la recientemente incorporada del Consorcio Meliquina. La Zona Centro-Sur tiene base en Aluminé y subcentrales en Moquehue y Villa Pehuenia; la Zona Centro se ubica en Loncopué y la Zona Norte se centraliza en Chos Malal con subsedes en Huinganco y Manzano Amargo; junto a convenios con Bomberos Voluntarios de Andacollo”.

Un reconocimiento al trabajo

El hecho ocurrido en diciembre de 1998 en Canadá, que se suma a otros incidentes trágicos ocurridos durante la lucha contra los fuegos de bosques y campos a lo largo y ancho del mundo, fue el punto de partida para el inicio de un movimiento que, paulatinamente, se ha ido extendiendo por diversos países.

En primer término la "Country Fire Authority" (C.F.A.) y la Comunidad de Victoria adoptaron el uso de una cinta roja como símbolo de reconocimiento y respeto hacia los combatientes forestales muertos y hacia sus familias.

Con la conmemoración de este día se muestra el apoyo hacia aquellos que combaten los fuegos en bosques y campos de todo el mundo y se reconoce su nivel de compromiso y dedicación. Supone una señal de agradecimiento a los que tratan de preservar la vida y la integridad de los patrimonios y recursos naturales.

Otras Noticias