Neuquén

Impiden que 550 menores entren en los boliches

El municipio neuquino volvió a inspeccionar los locales nocturnos y detectó el ingreso de un alto número. En uno, los dejaron entrar por una puerta lateral. Pechen objetó a padres.
viernes, 10 de julio de 2009 · 00:00
El municipio neuquino volvió a inspeccionar los locales nocturnos y detectó el ingreso de un alto número. En uno, los dejaron entrar por una puerta lateral. Pechen objetó a padres. La Dirección de Inspección del municipio montó un operativo de control por el cual impidió que 550 menores ingresaran a los boliches de la Ciudad. Funcionarios municipales y provinciales responsabilizaron a los padres de los menores por esta situación.

Por la gripe A, los jóvenes dejaron de asistir a clases el 29 de junio, medida tendiente a evitar las aglomeraciones ante una pandemia que en Neuquén ha confirmado más del 80% de los casos denunciados como sospechosos.

A pesar de la medida, por segundo fin de semana consecutivo el municipio tuvo que salir a impedir que gran cantidad de menores ingresen en colapsados boliches.

El fin de semana pasado fueron 1.200 y ayer en la madrugada 550 pibes más que trataron de entrar en los dos únicos locales nocturnos.

"Impedimos que 450 ingresaran a Bloke y 100 a El Mega", explicó Fabricio Torrealday secretario Legal y Técnico del municipio.

El funcionario se encargó de denunciar públicamente al boliche de calle Olascoaga por una mala jugada que le hizo a los inspectores. "Ellos tenían anoche habilitadas dos puertas, donde nosotros apostamos a un inspector acompañado por un policía por acceso. Cuando vieron que éramos pocos habilitaron otras dos puertas más por la que dejaron entrar menores. Al advertir esto los inspectores ingresaron al local y sorprendimos a los menores en el interior, por lo que se labraron actas de infracción al boliche", detalló Torrealday.

"Los preocupante acá es que todos estos chico tienen padres. ¿Qué están haciendo los padres que dejan a los menores ir al boliche cuando hay tanto riesgo de contagio?", se preguntó un tanto molesto el funcionario municipal.

La vicegobernadora, Ana Pechen, enterada de lo sucedido cargó las tintas en la responsabilidad que tienen los padres y que no ejercen. "Nosotros no podemos tomar, como Estado, la responsabilidad de los padres. Hemos dado recomendaciones claras de que los lugares cerrados no son convenientes, que hay que mantener el distanciamiento social pero son medidas que debemos tomar entre todos", apreció Pechen.

En cuanto a los locales nocturnos, el intendente de Neuquén Martín Farizano, volvió a reiterar que "vamos a seguir presionando sobre aquellos que no tienen una actitud solidaria de reducir los niveles de aglomeración de personas".

Otras Noticias