Neuquén

Crece la puja en el sector petrolero

La tregua en el sector petrolero va camino a desintegrase en las próximas jornadas.
domingo, 05 de julio de 2009 · 00:00
En los principales diarios, se publicará una solicitada a través de la cual, el sindicato de petroleros privados de Neuquén y Río Negro que conduce Guillermo Pereyra oficializará la ruptura del diálogo con las empresas hidrocarburíferas que operan en la región y se declarará en libertad de acción para iniciar un plan de lucha para la reincorporación de sus afiliados despedidos y suspendidos.

Presionado por las bases que han comenzado a tomar de manera inconsulta medidas de fuerza sobre empresas de servicios que han despedido personal, -caso Halliburton y Weatherford- el gremio cargará sobre las petroleras al acusarlas de querer convertir a las localidades de la región que viven de la actividad petrolera en pueblos fantasmas.

Las bases están reclamando el lanzamiento urgente de un plan de lucha que contemple un paro total de actividades con afectación de la producción. Quieren cortarle el gas que se despacha del yacimiento Loma la Lata –operada por YPF- a los grandes centros urbanos. La misma medida se reclama para las plantas de Petrobras y Apache.

Bajo el título “las petroleras quieren romper la paz social” el comunicado hace hincapié en que se han agotado todos los tiempos y que el sindicato ha dado sobradas muestras de priorizar el diálogo al aceptar todas las conciliaciones y reconciliaciones dispuestas por la cartera laboral.
 
Dicha solicitada también reclamará que aquellas empresas operadoras que no han avanzado en sus planes de inversión dejen las concesiones y se las entreguen a empresas serias.

En Buenos Aires, sede de las negociaciones entre las partes, esperan conseguir a la brevedad una salida a la crisis. Por tal motivo, el gremio que representa al personal jerárquico y que comanda Manuel Arévalo esperará el resultado de estas negociaciones antes de tomar medidas de fuerza.

Arévalo explicó que los trabajadores del sector se encuentran en el medio de una disputa comercial entre las petroleras que reclaman mejores precios, las empresas de servicio a quienes las operadoras les exigen que bajen el costo de sus contratos en un 30 por ciento y el gobierno nacional que se mantiene firme en su postura de mantener las retenciones a las exportaciones de hidrocarburos.

De no haber un radical cambio de posiciones en algunos de los actores involucrados, la paz social en la región está sentenciada a ser sepultada en las próximas jornadas.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias