Neuquén

Pagarán el agua en el desierto

La decisión política está tomada, pero no se sabe cómo se cobrará. Cutral Co y Huincul deberán pagar por el servicio que se conduce por dos ductos.
domingo, 06 de septiembre de 2009 · 00:00


El municipio de Cutral Co resiste la intención del EPAS y se habla de que el organismo provincial se encargue del cobro. 

Después de 76 años sin pagar por el suministro de agua, los vecinos de Cutral Co deberán afrontar ese nuevo cargo en las próximas semanas. En tono dramático, el EPAS amenazó con dejar de proveer el servicio por falta de recursos para el mantenimiento de la planta potabilizadora. Según informaron las pérdidas son millonarias y no hay posibilidad de que el presupuesto provincial solvente el suministro.

Lo mismo ocurrirá la semana próxima en Plaza Huincul, cuando los directores del Ente Provincial visiten al intendente Alberto Crespo. El Decreto 2301/07, firmado por el ex gobernador Jorge Sobisch, autoriza al EPAS a cobrar el agua a los municipios de Cutral Co y Plaza Huincul.

Con ese respaldo comenzaron a llegar las facturas directamente a los municipios porque ellos son los que se hacen responsables de la distribución. Las facturas, por montos superiores a los 600 mil pesos, fueron rechazadas por el intendente Ramón Rioseco. Hubo reuniones posteriores en las que el jefe comunal requirió garantías sobre la prestación del servicio durante todo el verano.

Mantener la producción

“Los directivos del EPAS explicaron que en un corto tiempo, ante la situación que padece la provincia y si no hay recupero, no van a poder mantener la producción, vamos a sufrir una crisis de agua”, explicó el presidente del Instituto Municipal de Agua e Infraestructura, Guillermo Mercado. Y agregó: “Debemos tomar conciencia de que es un servicio caro, que los vecinos no notan ahora pero que nosotros vemos por los números que nos traen del EPAS”. En la ciudad de Cutral Co viven aproximadamente 45 mil habitantes.

Como se encuentra enclavada en medio del desierto patagónico, el agua llega luego de recorrer 70 kilómetros. En la meseta Buena Esperanza se construyó una planta de tratamiento del agua, que funciona durante los 365 días del año. El agua potable llega a la comarca petrolera a través de dos acueductos, al punto de entrega en el barrio Parque Oeste, sobre la Ruta Provincial 10.
 
Según el EPAS, los insumos y los salarios de los trabajadores insumen 16 millones de pesos anuales, mientras que 6 millones de pesos se utilizan para el consumo eléctrico. La discusión sobre el cobro implica resolver varios aspectos como la instalación de medidores y la aplicación de una tarifa diferenciada según el poder adquisitivo del consumidor.

“Ellos (por los directivos del EPAS) están apurados en obtener una resolución. Nosotros no tenemos problemas en dar la discusión, verificar si la postura está justificada, clarificar los costos de todo el proceso de producción del agua y después veremos si es viable. De todas maneras ellos tienen el decreto del gobernador que los faculta, ellos podrían entregar la factura, es probable que hagan eso”, dijo Rioseco.

(lmneuquen.com)

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias