Neuquén

Prohiben los taxis para discapacitados, otra vez

La medida les impide transportar sólo a personas que se mueven en silla de ruedas.
martes, 08 de septiembre de 2009 · 00:00
Durante la mañana de ayer, los concejales que integran la comisión de Servicios Públicos y el subsecretario del Órgano de Control de Servicios Concesionados del Municipio, Gustavo Benko, debatieron sobre el servicio de taxis.

Al igual que el incremento de la tarifa del servicio, las 14 licencias para los permisionarios de taxis que poseen los autos para transportar discapacitados fue parte del eje del debate. Benko les informó a los ediles que esos autos no cuentan con seguros para llevar personas en sillas de rueda, que no hay ninguna compañía que asegure este servicio y que desde hace diez días están imposibilitados de transportar gente en esas condiciones.

«Tenemos un problema serio, hay 14 licencias que fueron otorgadas en un concurso especial, se habilitaron los vehículos y ellos no están adaptados como corresponde. Además, los licenciatarios son reacios a llevar gente en sillas de rueda. Hay un interés concreto en dejar de prestar el servicio», explicó el funcionario.

«No hay otra alternativa que imponer la modificación del vehículo, cada uno de los permisionarios sabía dónde se metía, no podían desconocerlo», aseguró Benko, quien luego afirmó que de no ser así habría que dar de baja las licencias.

El subsecretario del Órgano de Control de Servicios Concesionados les comunicó a los concejales que la única manera de que estos autos empiecen a prestar el servicio para el cual fueron habilitados es imponer una modificación adaptándose a las normas ISO 9001. Explicó que hay una metalúrgica en la zona que sabe cómo hacerlo y que la readecuación del auto para acceder al seguro tendría un costo de 9 mil pesos.

Propuestas

La discusión con los integrantes de la comisión de Servicios Públicos tuvo como objetivo encontrar una solución al problema para no tener que llegar al extremo de dar de baja estas 14 licencias. Sin embargo, quedó en claro que ni concejales ni funcionarios permitirán que los vehículos sigan funcionando si no prestan el servicio para el cual fueron habilitados.
 
«Estamos hablando de gente que tiene una dificultad y necesita movilizarse, lo debemos resolver y garantizar el servicio para estos viajes», expresó Benko, quien agregó que actualmente no hay estadísticas de cuánta gente usa el servicio.

Los ediles plantearon algunas propuestas para ponerle así fin a la discusión que ya se vislumbraba cuando las licencias comenzaron a funcionar. Marcelo Bermúdez, de Recrear, propuso poner un teléfono fijo en el municipio para que los discapacitados llamen y de esta manera generar un control sobre el servicio que actualmente no tiene.

Darío Martínez, del PJ, dijo que una posibilidad para incentivar a los licenciatarios que invierten es asegurarle la licencia por cinco años más, o bien devolverle la plata de la rampa que se exigió por ordenanza y que actualmente no sirve.

En tanto, Fabricio Cascino (UNE) opinó que tal vez debería buscarse la manera de que el Ejecutivo afronte una parte del gasto que generará reacondicionar cada vehículo.

Comentarios

Otras Noticias

Cargando más noticias
Cargar mas noticias