Neuquén

Desde la legislatura buscan prohibir la matanza de perros

En línea con lo propuesto por el municipio, el MPN presentó un proyecto para impedir el sacrificio como método de control, aunque autoriza la eutanasia en casos en que corra peligro la salud pública.
jueves, 12 de agosto de 2010 · 00:00
"El deseo es que el debate se dé con responsabilidad y madurez", remarcó la autora del proyecto, Graciela Muñiz Saavedra.

El MPN se sumó a la discusión sobre la eutanasia canina en la ciudad al presentar dos proyectos en la Legislatura neuquina, uno de ley que busca prohibir el sacrificio de animales como método de control de la población de perros y otro de declaración, que insta a utilizar la esterilización quirúrgica a tal fin.

Anoche, en la sesión de la Cámara, tomó estado parlamentario y fue girado a la comisión de Asuntos Constitucionales la iniciativa de ley que, si bien prohíbe la matanza masiva, no va en disonancia con las políticas del municipio capitalino.

"Hay que prevalecer la salud pública. En la ciudad hay perros cimarrones sueltos en la meseta con un diagnóstico y una declaración por parte de Salud Pública que dice que hay leptopirosis, entonces, en este caso, sí está indicado el sacrificio de los animales", señaló la diputada del MPN Graciela Muñiz Saavedra, autora de las iniciativas.

Diferencias

El proyecto prohíbe el sacrificio de animales domésticos o que no conviven con humanos en las áreas pobladas. Sin embargo, en su primer artículo, diferencia el sacrificio de la eutanasia. A esta última la considera "un acto ético del profesional veterinario en caso de enfermedad o accidente que deterioran la calidad de vida del animal o ponen en peligro la salud humana".

"El deseo es que el debate se dé con responsabilidad y madurez, porque si todos hubiéramos sido responsables en la tenencia de los animales esta superpoblación no existiría", señaló Muñiz Saavedra, quien remarcó que la eutanasia está contemplada en la ley sólo cuando la salud pública esté comprometida al tiempo que priorizó la castración masiva y la generación de campañas de prevención y difusión.

Ante la polémica, la diputada manifestó que "hubo mucha desinformación" y que "se sobredimensionó" la discusión. "Tiene que haber un equilibrio entre la defensa de la vida de los perros y las políticas de control, pero por arriba de ellas está la salud pública", añadió.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias

Otras Noticias